Noticias NicaraguaPolíticaNicaragua formaliza el retiro de su embajador en España

Nicaragua formaliza el retiro de su embajador en España

Managua, 16 mar (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, formalizó este miércoles la destitución del intelectual sandinista, historiador y académico nicaragüense, Carlos Antonio Midence, como embajador del país en España, informó el Diario Oficial, La Gaceta.

A través de un acuerdo presidencial, Ortega dejó sin efecto el nombramiento de Midence en el cargo de embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de Nicaragua ante el Reino de España, con residencia en Madrid, al que había sido designado el 21 de septiembre de 2016.

El pasado 10 de marzo, el Gobierno de Nicaragua, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, comunicó a la Cancillería del Reino de España sobre el retiro de sus funciones del embajador Midence.

El Ejecutivo de Daniel Ortega argumentó que la decisión de retirar a Midence "responde a las continuas presiones y amenazas injerencistas sobre nuestro embajador" por parte de España, "que hacen imposible el ejercicio de la labor diplomática".

Midence fue convocado la semana pasada por el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo, Juan Fernández Trigo, para expresarle su malestar por la negativa del Gobierno de Ortega a permitir el regreso de la embajadora española a Nicaragua.

El 11 de agosto del año pasado, el Gobierno de Pedro Sánchez llamó a consultas a la embajadora María del Mar Fernández-Palacios en respuesta a un comunicado publicado el día anterior por la Cancillería nicaragüense que contenía, según el Ministerio de Asuntos Exteriores español, "gruesas falsedades sobre procesos judiciales y electorales" españoles.

El viernes pasado, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijo que la decisión de Nicaragua de retirar a su embajador en Madrid no es más que "un capítulo más de la huida hacia adelante de Ortega".

Albares recordó que el mandatario nicaragüense "tiene una sanción moral y política de la comunidad internacional", que considera que las elecciones por las que renovó por quinta vez su mandato en noviembre fueron "una burla" y le reportaron "sanciones reales".

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones, en las que Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, y con sus principales contendientes en prisión.

La tensión entre ambos Ejecutivos y el cruce de acusaciones comenzó meses antes, con motivo de las detenciones y encarcelamiento de líderes opositores y aspirantes a candidatos de los comicios nicaragüenses del 7 de noviembre de 2021, contra lo que España reaccionó varias veces con protestas enérgicas. EFE 
lfp/gf/dmt
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ