Noticias NicaraguaPolíticaHaydee Castillo: “Las sanciones individuales no son suficientes”

Haydee Castillo: “Las sanciones individuales no son suficientes”

Según la defensora de derechos humanos los funcionarios sancionados piden a gritos la suspensión de estas medidas internacionales porque ya no pueden “gozar a manos llenas” de los privilegios mutilados
Haydee Castillo
Haydee Castillo, defensora de DD.HH.
100% Noticias

Para la defensora de derechos humanos Haydee Castillo el régimen de Daniel Ortega con su comportamiento está obligando a la comunidad internacional a dar pasos cada vez más fuertes porque hasta ahora ha ignorado todas las vías propuestas para una salida a la crisis socio-política de Nicaragua.

Sin embargo, Castillo detalla que las pocas veces que el “dictador sale” a la palestra pública en los actos recientes de este mes “siempre están hablando de las sanciones”, asimismo explica que “si las sanciones no le implicaran ninguna consecuencia personal, familiar y a su sistema, definitivamente no lo estarían mencionando ni reclamando”, señaló la activista en entrevista con 100%Noticias.

En este punto, Haydee Castillo recordó que las sanciones internacionales se han aplicado de forma individual hasta ahora y han golpeado al régimen orteguista, porque demuestran que los niveles de apropiación y corrupción de los recursos del erario público que gozan los principales funcionarios afectados los lleva a “lamentar tanto y pedir a grito su suspensión”.

Además, detalla que el enriquecimiento de los funcionarios sancionados alcanzó a sus hijos quienes también llevan una vida con altos niveles de lujos.

 “Sabemos que gozan de una cantidad de privilegios que les ha permitido hacerse dueños de una manera abusiva y arbitraria de grandes hoteles y fincas”, señala Castillo.

“Creo que las sanciones mal que bien les están afectando”, dice Castillo. Pero reconoce que no son suficientes. 

La analista explicó que el régimen de Ortega dice que las sanciones no le importan porque es el mensaje que quiere llevar a sus bases, sin embargo, en la práctica ocurre lo opuesto.

“La situación de las sanciones es igual al diálogo que a gritos está pidiendo y lo está manejando por debajo de la mesa, aunque a su base social le dice no vamos a negociar, no tenemos ningún interés” y le da a entender que tiene el control, apunta Haydee Castillo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ