Noticias NicaraguaPolíticaDenuncian ante la Comunidad Internacional situación de la familia Álvarez Horvilleur, presos políticos en Nicaragua

Denuncian ante la Comunidad Internacional situación de la familia Álvarez Horvilleur, presos políticos en Nicaragua

Javier Álvarez denunció el riesgo que corren su esposa e hija en manos de la sancionada Policía
familia opositora detenida nicaragua
Familia Horvilleur, parte de los presos políticos en Nicaragua.
Cortesía

Javier Alberto Álvarez Zamora, esposo de Jeaninne Horvilleur Cuadra y padre de Ana Carolina Alvarez Horvilleur, denunció ante la Comunidad Internacional la situación de su familia, quienes fueron detenidos el pasado 13 de septiembre de manera ilegal por parte de la sancionada Policía.

La Sancionada Policía llegó a la vivienda donde habitan las detenidas en busca de Javier Alberto, pero al no encontrarlo, los agentes detuvieron a Jeaninne y Carolina, quienes tienen nacionalidad nicaragüense-francesa.

“Al no encontrarme decidieron llevarse detenidas a mi esposa e hija sin orden judicial y sin presentar razones, de forma arbitraria e injusta. Esa misma noche, la policía llego a casa de Ana Carolina donde se encontraba su esposo Félix Roiz Sotomayor (55 años), nicaragüense. También en mi búsqueda, y al no encontrarme decidieron llevarse detenido a Félix, también sin orden judicial y/o razón aparente”, denunció Javier Alberto Álvarez

Lea: CorteIDH ordena liberar a 45 personas detenidas durante crisis en Nicaragua

El opositor exiliado recordó a la Comunidad Internacional que sus parientes y su yerno “no han cometido ningún delito, ni han tenido ninguna participación política, sin embargo, han sido encerrados injustamente por el simple hecho de ser mis familiares”, expresa en la carta.

“Yo únicamente soy de pensamiento opositor al gobierno, pero tampoco he cometido delito alguno, solo quiero democracia y libertad en Nicaragua, lo cual no constituye ningún tipo de falta o delito. Esta nueva modalidad, detener a los familiares de un opositor, al no encontrarle, es una gravísima agresión y vulneración de los DDHH más elementales, al transferir una supuesta culpa a sus familiares directos”, agrega Javier Álvarez.

Salud en riesgo

Álvarez Zamora también alertó sobre los padecimientos de su esposa e hija, quienes permanecen recluidas en las celdas del Chipote, en Managua, en donde reciben torturas sicológicas.

Jeaninne Horvilleur es sobreviviente de cáncer y actualmente se encuentra en chequeos médicos periódicamente, así como tomar medicamentos muy específicos de prevención y control.

En el caso de su hija Ana Carolina Álvarez tiene problemas estomacales crónicos e infecciones recurrentes que indican la deficiencia de su sistema inmunológico.

Félix Roiz ha tenido múltiples operaciones por problemas esofágicos, por lo que necesita tomar de forma permanente medicamentos especiales para su condición, así como una dieta controlada y muy específica.

“Nuestra familia es de personas trabajadoras, honestas y solidarias. Además de estar detenidas injustamente y por el simple hecho de ser familiares de un perseguido político, son personas con dolencias médicas crónicas y que bajo un cuidado deficiente se puede ver comprometida su salud e integridad física”, puntualiza Javier Álvarez Zamora.

Lea más: La Fiscalía de Nicaragua acusa a 13 opositores por conspiración

El opositor agradece a la Comunidad Internacional “cualquier apoyo que pueda ser brindado para ejercer presión y que el Gobierno de Nicaragua los libere. Prácticamente han secuestrado a toda mi familia, lo que no tiene precedentes, y han sido acusados de delitos inventados y que no han cometido. A mí me han obligado a exiliarme, al igual que a miles de nicaragüenses, solo por pensar diferente”, finaliza el documento.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ