LA ONU SUSPENDE EL DIÁLOGO DE PAZ SOBRE SIRIA

None
Ante la falta de avances significativos tanto por parte del Gobierno sirio como de la oposición, el delegado especial de la ONU, Staffan de Mistura, decidió ayer por la tarde suspender las negociaciones de paz hasta el próximo 25 de febrero. El mediador internacional señaló que los diálogos no han fracasado, pero que necesitan ayuda inmediata de los países que respaldan el proceso, liderados por Estados Unidos y Rusia y con la mediación de Naciones Unidas. «He llegado a la conclusión de que después de la primera semana de conversaciones preparatorias hay más trabajo por hacer, no sólo por nosotros, sino por las partes interesadas», declaró De Mistura. «He indicado desde el primer día que no voy a hablar por hablar», manifestó ante los periodistas. La decisión de posponer las conversaciones de paz coincide con la nueva ofensiva lanzada por el régimen de Damasco en Alepo y Homs, que cuenta con la ayuda de la aviación rusa. Precisamente, el Alto Comité de Negociaciones (ACN) anuló la entrevista prevista con De Mistura el martes para denunciar la nueva campaña de bombardeos de aviones rusos, que han efectuado 320 ataques en tres días y han matando a 18 civiles en Alepo. «Se está produciendo una nueva matanza en Siria y nadie hace nada, ni dice nada», acusó el portavoz de la oposición Salem al Meslet. Pese a las protestas de la oposición siria y de los llamamientos por parte de los gobiernos de Estados Unidos y de Francia, Moscú reiteró ayer que no cesará su intervención militar hasta haber vencido a los «terroristas». De hecho, el ministro de Exteriores de Alemania, Frank Walter Steinmeier, culpó ayer a la ofensiva lanzada por el Gobierno de Bachar al Asad de provocar el cese temporal del diálogo de paz. «Ha quedado suficientemente claro en los últimos días la dimensión de la carga [que ha supuesto] la ofensiva del Ejército sirio en Alepo para las conversaciones de Ginebra», aseguró el jefe de la diplomacia germana. En la misma línea, el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, acusó al Gobierno sirio y a sus aliados de «torpedear» las conversaciones de paz. «Condenamos la brutal ofensiva del régimen sirio, con apoyo de Rusia, para rodear y asfixiar a Alepo y a sus cientos de miles de habitantes», manifestó Fabius a través de un comunicado. Por su parte, la delegación de la oposición siria aseguró que no retornará a Ginebra para seguir participando en este proceso, a menos que vea progresos concretos en el ámbito humanitario en Siria. «La delegación abandonará mañana [por hoy] Ginebra y no volverá hasta que veamos progresos en el terreno», declaró el dirigente de la oposición Salim Muslet. «Le hemos dicho a De Mistura que no habrá conversaciones significativas sin alivio humanitario para nuestro pueblo», agregó el dirigente opositor. La Razón

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ