Francia mantendrá el estado de emergencia sanitaria hasta el verano

El Gobierno francés anunció este miércoles su intención de mantener el estado de emergencia sanitaria provocado por la covid-19 hasta el verano próximo, para poder aplicar medidas restrictivas en caso de que la pandemia repunte en el país.

El portavoz del Ejecutivo, Gabriel Attal, explicó al término del Consejo de Ministros que un proyecto de ley será presentado el próximo 13 de octubre ante la Asamblea Nacional, donde el Gobierno tiene una sólida mayoría.

"Tenemos razones para ser optimistas, pero los últimos 18 meses nos han demostrado que hay motivos para ser prudentes", dijo Attal, quien señaló que mantener el estado de emergencia no significa aplicar las restricciones, sino tener la posibilidad de hacerlo.

También Lea: Biden se pone una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer

Entre otras medidas el Gobierno pretende mantener la posibilidad de mantener el pasaporte sanitario para el acceso a determinados lugares, una medida que ha levantado mucha polémica en el país, donde miles de ciudadanos se han manifestado en su contra.

Attal señaló que el actual estado de emergencia acaba el 15 de noviembre y que buena parte del año próximo el Parlamento estará cerrado con motivo de la campaña para las presidenciales de abril, lo que dejaría al Gobierno sin margen para aplicar medidas restrictivas en caso de repunte de la pandemia.

"El objetivo es poder recurrir a esas medidas si son necesarias para proteger a nuestros ciudadanos, tener herramientas en el bolsillo si la situación lo precisa, pero deseamos no tener que hacerlo", afirmó.

                                            

El portavoz indicó que muchas de esas restricciones podrán ir levantándose de forma paulatina en los territorios donde la pandemia tiene una menor incidencia, que coinciden con los que tienen más avanzada la campaña de vacunación.

Además Lea: Panamá alerta de que más de 65.000 migrantes pueden estar de camino a EE.UU.

El departamento de Marsella es el único metropolitano donde la incidencia se sitúa por encima de los 100 casos por cada 100.000 habitantes.

Attal aseguró que en otros quince departamentos la reducción de la incidencia se ha detenido o ha subido ligeramente y que la situación sigue siendo preocupante en la Guayana, donde el 92 % de las unidades de cuidados intensivos están ocupadas por enfermos de covid y solo el 30 % de la población está vacunada.

Frente a esa situación, indicó que en una semana el número total de positivos ha bajado un 23 % y que en un 60 % de los departamentos la incidencia está por debajo de 50 casos, lo que les permitirá aligerar algunas restricciones, como elevar los aforos en algunos lugares o quitar la mascarilla a los menores de edad.

El portavoz señaló que un millón de franceses mayores de 65 años o considerados vulnerables ha recibido ya una tercera dosis de vacuna, un número que consideró "insuficiente", por lo que apeló a acelerar esa campaña.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ