UNA JOVEN DE 20 AÑOS MUERE A CONSECUENCIA DE LAS PUÑALADAS QUE SU PADRASTRO LE ASESTÓ

Leydi  Vannesa Sánchez Salinas, de 20 años, se rindió a la muerte a consecuencia de las puñaladas que su padrastro Oscar Omar Flores Herrera le asestó en el pecho y abdomen, las que le habrían perforado órganos vitales,  entre ellos el bazo. La joven primeramente fue atendida en el hospital Escuela de Estelí, pero luego fue trasladada a un hospital capitalino, donde expiró este fin de semana. Flores,  de 48 años,  apuñaló a la muchacha el 29 de enero pasado,  porque esta intentó proteger  a su madre,  Juana Esther Salinas Mendoza, de 43 años,  quien es abogada y al momento de los hechos era atacada por su exesposo. Salinas desistió de la acusación por femicidio  y asesinato frustrado en perjuicio de ella y su hija  Leydy  Vanessa, respectivamente, pero la Unidad Especializada de Género continuó de oficio con el caso, en el que ahora se materializa el asesinato. Piden castigo De acuerdo con las versiones de vecinos y familiares de la abogada, esta se encontraba en proceso de separación de su pareja porque era violento, pero nunca interpuso denuncia alguna, y por el contrario madre e hija decidieron marcharse de la casa que ocupaban en el anexo al barrio “José Benito Escobar”. Pero cuando Salinas se presentó a la casa, junto a su hija,  para llevarse sus cosas, fueron  agredidas por el sujeto. Después Flores intentó acabar con su existencia lacerándose el cuello con un puñal y ahorcándose,  pero no lo logró, luego fue hospitalizado y acusado. Las organizaciones que promueven y defienden los derechos de las féminas  pidieron a las autoridades que independientemente  de que haya un perdón,  castiguen al hechor.   END  

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ