PRESUNTO ASESINO AHOGÓ A NIÑO NICARAGÜENSE

El crimen de un menor de 11 años ocurrido hace dos días en una zona fronteriza con Nicaragua, tiene de nuevo en conmoción a Costa Rica. De camino a la escuela, ubicada a 800 metros del hogar, en Valle Bonito, de San José de Upala, un peón agrícola tico de 19 años, de apellido Umaña, interceptó a una pareja de hermanitos de origen nicaragüense, de 11 y 9 años, la mañana del martes. El interés del hombre fue, al parecer, abusar de la niña de iniciales T.U.E., quien apareció la mañana del miércoles en la zona montañosa por donde desapareció, golpeada, llorando y con hipotermia. Su hermano Alexander fue hallado muerto sobre unas hojas de chagüite, en una quebrada a unos 100 metros de donde estaba ella. Según información preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el niño quiso defender a su hermana del abuso y en cambio fue agredido por el sospechoso. Al parecer el hombre lo golpeó y ahogó en la quebrada. Al menos fue lo que la niña habría dicho al señalar a Umaña como el autor de semejante tragedia. “No sé cuál era realmente la intención de dañar a los chiquitos, es un sujeto raro, no tiene antecedentes penales, tampoco tiene mayor remordimiento donde está recluido en la celda, está tranquilo; pero sí podemos tener un grado muy alto de que este sujeto es el que cometió el delito. Ahora le corresponde a los tribunales demostrarlo en la acusación”, dijo el director del OIJ, Francisco Segura. Hoy