PRUEBAS CLAVES QUE DIERON CON EL SOSPECHOSO DE MATANZA EN COSTA RICA

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, contó con pruebas claves para la detención del principal sospechoso de la masacre en Liberia, Guanacaste, donde el hombre de apellidos Ríos Mairena asesinó a 5 universitarios. Una huella de sangre en la pared del cuarto donde ocurrieron los crímenes, un zapato y un cuchillo encontrados en el allanamiento de este viernes, son parte de las pruebas. La ubicación de Ríos Mairena, de 33 años, se produjo gracias a un rastreo telefónico y al tatuaje que circuló en el retrato hablado publicado días después del asesinato cometido el 19 de enero en el barrio La Victoria. Walter Espinoza, director del OIJ, dijo en conferencia de prensa que luego de revisar una reseña criminal de Ríos hecha en 2011 lograron establecer coincidencias entre el retrato hablado y su fotografía. Además, confirmaron que portaba un tatuaje muy parecido al descrito por la única sobreviviente de la masacre. tatuaje 1 “Tenía un tatuaje y como teníamos acceso a su fotografía, gracias al Archivo Criminal, eso nos permitió establecer coincidencias entre el retrato hablado y la fotografía”, señaló Espinoza. Sobre la huella de sangre en la escena del crimen, el funcionario explicó que estaba situada cerca de un apagador, en el cuarto donde ocurrieron los hechos. “La huella impregnada en sangre da 14 caracteres positivos de coincidencia para con la persona a la que le estamos achacando el hecho delictivo. La huella, que es palmar izquierda, fue levantada como consecuencia de su impregnación en sangre”, indicó el jefe policial. CARA 2 Otras de las pruebas recopiladas fueron una pantaloneta y unos zapatos, los cuales coinciden con la versión dada por la menor de 14 años que sobrevivió al asesinato. “Hoy ubicamos una pantaloneta con las mismas características. De acuerdo con la investigación del can (perro del OIJ), esta tiene muestras de sangre. Además, encontramos un cuchillo que tiene muestras de sangre. Pero, todo esto es muy preliminar”, externó el jefe policial. El director del OIJ, indicó que el hombre era un consumidor habitual de marihuana y licor. Un hombre caracterizado como un sociópata, hostil, agresivo y narcisista. “Primero asesinó a los varones y luego ultimó a las féminas. A todos les provocó heridas en tráquea. Todos (los asesinatos) ocurrieron en el mismo recinto. Antes de que fueran ultimados, 3 de ellos dormían en un cuarto juntos. Una mujer sola en el cuarto central y la otra pareja, estaba sola en otro de los aposentos”, dijo el jefe policial. Las víctimas alquilaban el apartamento a la familia del sospechoso. Por eso, el sujeto tenía acceso a las llaves y esto habría facilitado su ingreso al sitio donde ocurrieron los asesinatos.   Foto: La Nación

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ