Hombre que permanecía esposado a una cama de hospital en Granada, será juzgado en Managua

Foto: HOY/Óscar Navarrete

El joven Carlos Hernández Bustos, de 31 años, quien fuera baleado en una de sus piernas por policías sandinistas, y detenido por paramilitares, por supuestamente cometer un robo, pasó de ser un reo común a un reo político, denunció su familia.

En una notificación enviada al abogado defensor privado, le informan que ahora su causa será juzgada en Managua y no en Granada.

El pasado 7 de septiembre, el titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Granada, notificó que se “separa de conocer la causa, en virtud de ser incompetente”.

Hernández después que estuvo esposado varios meses a una cama del hospital Amistad Japón Nicaragua, fue operado en la pierna gracias a donaciones, fue dado de alta el 21 de agosto pasado y llevado a las celdas preventivas de esta ciudad.

El pasado 24 de julio se le realizó la audiencia inicial, a Hernández, en la cama del hospital, acusado por los delitos de robo agravado, en perjuicio de Vladimir Elí Jarquín Rojas, y por portación o tenencia ilegal de armas de fuego, o municiones, en perjuicio del Estado de Nicaragua.

En esa audiencia se estableció como fecha probable de juicio el 20 de agosto.

*Fuente: Periódico Hoy

DEJA TU COMENTARIO