3 EMBARAZOS CON HISTORIAS INCREIBLES

None
Si tienes un hijo o estás en la dulce espera, debes saber que cada embarazo es único. Todas las historias de embarazo siempre encierran algo maravilloso, desde las molestias, los dolores y la incertidumbre de llevar una vida en el vientre hacen que a veces parezca que las cosas no son siempre como queremos. Conoce las historias insólitas de estas mamás. Pamela Vugts Se trata de una adolescente de tan solo 17 años que practicaba kickboxing en el momento en el que entró en trabajo de parto. Ella no sabía que estaba embarazada y su oponente le pegó una patada en el vientre. Esto provocó que la muchacha comenzara a sangrar, lo cual desembocó en un viaje a la sala de emergencias que terminó con el nacimiento de una nena completamente sana. Su padre explicó que ella no sabía que estaba embarazada porque sus periodos menstruales nunca fueron regulares y pensaron que había engordado durante el verano. Estoy segura que la bebé recibió muchísimo amor desde su primer minuto de vida fuera del vientre de su mamá. Amber Miller Ámber Miller es una deportista que se dedica a correr maratones y con casi 39 semanas de embarazo corrió sin ningún problema la Maratón de Chicago. Inclusive, terminó su carrera con las contracciones que comenzaron a ser cada vez más fuertes. Se dio tiempo además para comer un bocadillo antes de partir hacia el hospital donde dio a luz a su bebé. El tiempo que le llevó la maratón fue 6 horas, 25 minutos y 50 segundos. La verdad que es admirable su amor por este deporte que la llevó a esperar el tiempo límite antes de ser madre por segunda vez. Victoria Lacatus Victoria Lacatus es una mujer de Rumania de 25 años que sufre de obesidad mórbida, pues alcanzó un peso de unos 240 kilogramos. A pesar de los problemas propios de su condición física, dio a luz a una niña por cesárea que pesó 2,9 kilogramos. Hasta ahí todo muy bien, pero lo extraño es que tuvo que viajar a otra ciudad porque en el hospital local (una aldea del sur de Rumania), no tenían camas que soportaran su peso. Afortunadamente, gracias a tres equipos médicos de profesionales especializados, el parto se realizó sin ningún problema, aunque tuvo que ser trasladada por los bomberos hacia el destino donde la esperaba una cama especial para su peso. Lamentablemente, 5 meses después de dar a luz Victoria falleció. La pequeña niña vive con su abuela materna. Estas 3 historias de partos y embarazos parecen ficción, pero son reales. Y así  ocurre en varios momentos importantes de nuestras vidas, que por lindos o tristes no podemos creer que nos suceden y tenemos que sacar a relucir nuestras "armas de mujer" para hacerles frente. Tomado de: IMujer