"ME QUEDARÉ UN PAR DE AÑOS"

None
Cristiano Ronaldo sigue sin definir su futuro. El delantero del Real Madrid recogió un Pichichi más al máximo goleador de la Liga. El tercero en su haber desde que firmó con el cuadro merengue en el verano de 2009 y segundo conquistado de manera consecutiva después de marcar 48 tantos en los 35 partidos de Liga que disputó en la campaña 2014-2015. "Estoy desde hace seis años en España y para mí es la mejor liga del mundo; es un privilegio estar aquí. Quiero seguir un par de años más y luego ya se verá la duración de mi contrato", dijo Cristiano Ronaldo al recibir el premio otorgado por el diario Marca. Ronaldo, que estuvo acompañado por su representante Jorge Mendes, coincidió en la gala con su antiguo entrenador, Carlo Ancelotti, también galardonado con el premio al mejor entrenador de la temporada, y por su capitán, Sergio Ramos, quien recibió el premio Luis Aragonés otorgado al jugador más valioso de la selección española. En su discurso, Cristiano dedicó el premio "al equipo, a los entrenadores y todo el Madrid. Sin ellos no podía marcar tantos goles", al tiempo que pidió a la afición "que nos siga apoyando. Nosotros vamos a dar la cara dentro del campo para intentar ganar títulos y la Champions otra vez". Ronaldo puso fin a la que fuera su campaña más prolífica desde que viste la camiseta blanca con un registro de 61 goles en 54 partidos total, a razón de 1.13 tantos por encuentro. Sin embargo, sus logros individuales no alcanzaron para que el equipo merengue conquistara ninguno de los títulos ‘grandes’, Champions League, Liga y Copa del Rey, una sequía que contribuyó, junto a las decisiones administrativas controversiales y los resultados irregulares, a que meses después se desatara una crisis institucional que el equipo merengue apenas comenzó a paliar gracias a la figura de Zinedine Zidane. En medio del huracán se ha visto Cristiano Ronaldo. Si bien mantiene sus elevadas estadísticas de cara al marco -llegó a la barrera de los 30 goles por séptima temporada consecutiva y se mantiene en la carrera por el Pichichi de Liga con 19 tantos- el portugués ha sido constantemente criticado por su desempeño general. Con 31 años recién cumplidos y en una ambigua situación agravada por los constantes rumores que lo colocan fuera de la institución, ha dejado de profesar fidelidad eterna al club merengue a la primera oportunidad. El delantero portugués, que en años anteriores aseguraba que su deseo era "retirarme en el Real Madrid", matizó su discurso y esta vez ha dejado abierta la posibilidad a un cambio de aires en cuanto termine su contrato en 2018. ESPN