Taxistas invierten hasta 21 mil córdobas mensuales en combustible ante constantes alzas

Los taxistas de Managua afirman que mensualmente gastan más de 20 mil córdobas en gasolina para poder operar.
El alza de los combustibles asfixia a los taxistas.
Cortesía

Las fuertes alzas semanales en los precios del combustible mantienen con el grito al cielo a los taxistas, quienes resienten que los hidrocarburos suban sin que el gobierno regule su precio. La mayoría de los conductores del servicio selectivo son cabezas de familia, quienes mensualmente invierten más de 20 mil córdobas en combustible para poder luchar a diario para llevar el sustento a sus hogares.

Años atrás, los taxistas echaban 450 córdobas de combustible al día y en la actualidad, desembolsan 750 córdobas diarios para poder trabajar, según confiaron a 100% Noticias algunos taxistas de Managua.

Lea: Rosario Murillo : "No es como odio que se construye un país", tras detención de dos empresarios

“Antes yo hacía el turno con 350 o 400 córdobas y ahora lo hago con 700 y 800 córdobas. Si trabajo las ocho horas sin para  gasto 700, pero si le doy despacio, gasto 600 córdobas al día, siempre pensando en la gasolina”, expresó don José Jirón, quien desde hace 20 años se dedica a prestar el servicio de taxi.

De acuerdo con este padre de familia, de él dependen su esposa y sus tres hijos, dos ellos son universitarios y el otro cursa el quinto año de secundaria en un colegio público de la Capital y según contó, el poco dinero que puede cargar, es destinado para el combustible.

“Si ando 200 córdobas para mí y si no ando gasolina, ese dinero lo ocupo para echar gasolina y seguir trabajando”, lamentó Jirón, mientras echaba combustible en una estación de Managua al taxi que renta para poder llevar el sustento a su familia.

Usuarios no pagan

“Antes yo trabajaba con 400 córdobas diario, ahora gasto 600 córdobas al día en gasolina. Aunque uno le suba o mantenga la tarifa, la gente no tiene dinero para pagar”, expresó Manuel García, un joven taxista de Managua.

Lea más: Caricaturista Pedro X. Molina gana el Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo 2021

Aunque García reconoce que el taxi es de su padre, pocas ganancias obtiene porque de forma constante le dan mantenimiento al vehículo que les da el sustento diario.

“Si el taxi está en mal estado, no nos genera sustento y para que la gente pueda viajar cómoda y segura el vehículo tiene que tener buena presentación, recuerde que el usuario paga por un servicio y si el taxi no sirve, no se nos montan”, explicó el taxista.

Lea más: Conferencia Episcopal llama a nicaragüenses a lo “justo y conveniente” para Nicaragua

“Sale mejor invertir en el mantenimiento, que en las reparaciones o en las compras de repuestos”, añadió García, quien lleva cinco años manejando taxis por las calles de Managua.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ