Noticias NicaraguaEconomíaLibra de pescado seco “impagable” y escaso en Managua

Libra de pescado seco “impagable” y escaso en Managua

La libra del producto podría superar los 350 córdobas a medida que se acerca la Semana Santa.
Cortesía

Comerciantes del tradicional pescado seco, propio de la gastronomía de semana santa resienten las bajas ventas debido al alto costo en la libra. Los vendedores afirman que la migración nicaragüense y el alto costo en el precio del combustible está influyendo en los altos precios de este marisco.

“Esta semana vino más caro el pescado por lo que casi no hay. La gente que sacaba pescados por cantidad para ponerlos a secar se han ido para Estados Unidos y la gente que han quedado sacan poquito. Aparte de eso el combustible está caro”, explicó doña Gladis Jirón, quien comercializa este producto en Bolonia, cerca de donde fue la Mansión Teodolinda, media cuadra al oeste.

Lea: Excarcelado político Erlin Obando se entrega a migración de EEUU

“Ahorita la libra de pescado seco la estoy ofreciendo a 350 córdobas”, señaló la comerciante, quien espera mejorar las ventas con la llegada de la semana mayor.

“Estos pescados son del municipio de Potosí, en Rivas y la gente que los pescaba se han ido casi todos del país. Con costo me lograron vender 500 libras de pescado seco”, lamentó doña Gladis.

Lea más: Testimonio de policía favorece a opositores de El Almendro, defensa apela sentencia

El pescado seco es utilizado en la preparación para varios platillos, el más tradicional es el arroz aguado de pescado seco con “jocotes guaturcos”, arroz seco con pescado (tipo valenciana) y sopa de albóndigas.

Sin ventas

En el mercado Roberto Huembes, se pudo constatar que los comerciantes de los comedores populares han dejado de ofrecer este platillo, confirmado el alto costo en la libra del producto.

“El pescado subió una barbaridad, ahorita no resulta venderlo. Si le sumamos el precio del producto más los otros ingredientes que están caros, a cuánto saldría darse, la gente no tiene dinero ahorita”, explicó una de las comerciantes que prefirió el anonimato.

Lea también: Murillo barre con jefes de su granja de troles

Otro de los platillos que han desaparecido de los comedores del mercado Roberto Huembes es la tradicional sopa de queso. Los comerciantes afirman que el alto costo en la libra de queso y el alza en el litro de leche los obligó a suspender la venta de este platillo propio de la gastronomía nicaragüense durante la temporada de Semana Santa.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ