Noticias NicaraguaEconomíaEEUU pide ser “extremadamente cautelosos" ante "clima de inversión impredecible” en Nicaragua

EEUU pide ser “extremadamente cautelosos" ante "clima de inversión impredecible” en Nicaragua

Estados Unidos advierte a los inversionistas extranjeros que deben ser "extremadamente cautelosos" si van a invertir en Nicaragua
gobierno de eeuu advierte sobre mal clima de inversión en nicaragua
Gobierno de Joe Biden advierte sobre clima de inversión en Nicaragua.
100% Noticias

El Gobierno de Estados Unidos hizo un llamado a los inversionistas extranjeros a ser "extremadamente cautelosos" si van a invertir en Nicaragua porque, según afirman, el régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, quienes usurpan la presidencia y vicepresidencia del país, respectivamente, sigue suspendiendo los derechos civiles, mantienen retenidos a los presos políticos y han sumido a la nación en un "clima de inversión impredecible, plagado de riesgos" y "regulaciones arbitrarias".

Tal advertencia la hace el Gobierno norteamericano en su "Declaraciones de Clima de Inversión 2022", hecha pública este domingo y en el que destaca que la situación económica de este país es incierta dado el "autoritarismo cada vez más profundo" que mantiene el régimen de Daniel Ortega.

La administración de Joe Biden, a través del documento publicado por el Departamento de Estado en su sitio web oficial, es enfático al advertir que "el pronóstico económico de Nicaragua es incierto y está sujeto a riesgos a la baja" y señala que economistas independientes predicen que el crecimiento económico el país, administrado por los dictadores Ortega y Murillo, "se desacelerará considerablemente a una tasa de menos del 3 por ciento en 2022".

Agregan que, aunque el crecimiento en 2021 fue "inesperadamente alto, más del 9 por ciento", previo a ello hubo tres años de contracciones, entre 2018 a 2020. Ahora, según refiere el documento, estimaciones oficiales del Banco Central de Nicaragua, proyectan un crecimiento de entre 4 y 5 por ciento para el año en curso, además que se registra una inflación que alcanzaba ya el 7 por ciento desde 2021.

Sumado a esto, señalan que el número de nicaragüenses asegurados a través de la Seguridad Social, dato que puede ser utilizado para medir la solidez de la economía formal, se mantiene 6 por ciento por debajo de los niveles de 2018.

Asimismo, EEUU recuerda que, como respuesta al autoritarismo del régimen de Ortega-Murillo, "casi todas las instituciones financieras internacionales han dejado de otorgar nuevos préstamos a Nicaragua" y como consecuencia de ello, el financiamiento externo caerá drásticamente al concluir el presente año.

Ante la medida de los organismos financieros que han condicionado sus préstamos al retorno a los cauces democracia, la dictadura de Nicaragua ha preferido buscar una nueva asociación económica con la República Popular China para lo cual tuvo que romper lazos diplomáticos con Taiwán, un antiguo socio comercial, y establecer vínculos con la China comunista en diciembre de 2021. La esperanza de Ortega es que sus nuevos aliados le proporcionen nuevas inversiones y financiación para compensar su creciente aislamiento, indica el Gobierno de EEUU. Hasta la fecha, el régimen de Ortega solo ha hecho públicas intenciones de colaboración china sin que se conozcan proyectos en ejecución.

Lea: ¿Qué impacto tendría en la economía de Nicaragua un eventual freno a las exportaciones hacia EEUU?

El Departamento de Estado afirma que los Ortega-Murillo buscan inversión extranjera directa para proyectar normalidad y presumir un supuesto apoyo internacional que en realidad no tiene, pues la inversión extranjera directa ha disminuido en medio de la crisis política en curso y por ello la dictadura busca "cada vez más inversiones de países ideológicamente amigos como Irán, Rusia y China".

Asimismo, advierten a los inversionistas extranjeros que las leyes y prácticas ejecutadas por la administración de Ortega "generalmente no tratan de manera diferente a los inversionistas extranjeros y nacionales" por lo que los extranjeros reportan retrasos significativos en la recepción de los permisos de residencia y eso los obliga a realizar viajes frecuentes fuera del país para renovar las visas.

Otro factor que los inversionistas deben tomar muy en cuenta, según el Departamento de Estado de EEUU, es que ProNicaragua, la agencia oficial de promoción de inversiones y exportaciones del país está "altamente politizada y dirigida por el hijo sancionado por la OFAC del presidente y el vicepresidente, Laureano Ortega".

La advertencia aclara que "las conexiones personales y la afiliación con asociaciones industriales influyentes y cámaras de comercio son críticas para los extranjeros que invierten en Nicaragua". Además, ven con ojo crítico que, si bien las Alcaldías y los Ministerios pueden promulgar decisiones relevantes para las empresas extranjeras, "todas las acciones están sujetas a la aprobación de facto" de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

En esa misma línea, de acuerdo con el documento norteamericano, el gobierno, supuestamente "no filtra, revisa ni aprueba formalmente las inversiones extranjeras directas", Sin embargo, en la práctica, Ortega y Murillo "mantienen autoridad de revisión de facto sobre cualquier inversión extranjera directa", y lo que es peor, es que ese proceso de revisión "no es transparente".

Cuidado con la Ley de Agentes Extranjeros

EEUU pone especial atención en el cuidado que deben tener los inversores con la Ley de Agentes Extranjeros promulgada en 2020. "Si bien la ley se dirige a las ONG y exime a las entidades comerciales, algunas empresas han tenido que registrarse o poner fin a sus esfuerzos de responsabilidad social. La ley requiere que cualquier persona que reciba financiamiento de fuentes extranjeras se registre en el Ministerio del Interior y proporcione cuentas detalladas mensuales de cómo se pretende utilizar los fondos", señalan. Esa Ley ha sido utilizada por la dictadura para reprimir a la sociedad civil. A la fecha más de 1700 ONG han sido canceladas bajo esa Ley represiva.

Otra advertencia que hacen es que el Gobierno puede "limitar la propiedad extranjera" aduciendo motivos de seguridad nacional o salud pública en virtud de la Ley de Inversión Extranjera.

Un factor limitante, según el informe, es que, de acuerdo con una revisión que La OMC realizó a la política comercial de Nicaragua en 2021 se encontró que dicha política se ha mantenido prácticamente sin cambios desde la revisión anterior en 2012, es decir, no se adecua a los nuevos tiempos ni a las nuevas exigencias y demandas del comercio mundial.

El análisis norteamericano pone de manifiesto que, si bien el régimen de Nicaragua está "ansioso por atraer inversiones extranjeras", en la práctica no facilita ni promueve un buen clima de negocios.

Pese al cúmulo de aspectos negativos que afectan el clima de inversión en Nicaragua, el Departamento de Estado deja ver una luz esperanzadora al indicar que la economía de Nicaragua "todavía tiene un importante potencial de crecimiento" si se restaura la confianza de los inversionistas mediante el "fortalecimiento de las instituciones y la mejora del estado de derecho".

El informe destaca que los principales activos de Nicaragua que podrían contribuir a su "levante" económico" y a mejorar la inversión son sus amplios recursos naturales; un sector agrícola bien desarrollado; un sector privado organizado y sofisticado comprometido con una economía libre; fácil acceso a las principales rutas de navegación; y una fuerza laboral joven y de bajo costo que apoya al sector manufacturero. "Estados Unidos es el mayor socio comercial de Nicaragua: es la fuente de aproximadamente una cuarta parte de las importaciones de Nicaragua y el destino de aproximadamente dos tercios de las exportaciones de Nicaragua", finaliza el documento.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ