GANADERÍA INTENSIVA ES CLAVE PARA LOGRAR PRODUCTIVIDAD

Cambiarse de la ganadería extensiva a la ganadería intensiva está resultando un buen negocio para los ganaderos boaqueños.

Enrique Aragón, ganadero de Camoapa y presidente de la Asociación de Ganaderos de Camoapa, afirmó que poco a poco los productores van adoptando el sistema de ganadería intensiva en ese municipio.

“Los productores hemos ido haciendo potreros pequeños que abarcan entre 4 y 5 manzanas, para manejar alrededor de unas 150 cabezas de ganado, con potreros de rotación diaria. Hemos visto el rendimiento que estas tienen, en cuanto a producción de leche, índices de preñez y partos y en la alimentación del ganado”, comentó Aragón.

Sin embargo, a nivel de departamento, el cambio de sistema de ganadería extensiva a intensiva no va avanzando tan rápido.

Uno de los problemas es que pocos ganaderos tienen potreros empastados, por el costo de la semilla y falta de programas gubernamentales de ventas de semillas para pastos a bajo precio.

Según el IV Censo Nacional Agropecuario (Cenagro) 2011, el 6.3% del hato ganadero bovino del país está en el departamento de Boaco. “La mayor cantidad de ganado de leche y carne continúa desarrollándose en forma extensiva y con pastos naturales mayoritariamente en Camoapa, Boaco y San Lorenzo”.

Dar un salto
Luis Guillermo Hernández, director de la Universidad Nacional Agraria (UNA), sede regional en Camoapa, dijo que la ganadería tiene que dar un salto para poder ser competitiva, y dentro de ese salto está pasarse de la ganadería extensiva a la intensiva.

“Por ejemplo, la ganancia media del peso del novillo anda por 400 gramos diarios en el sistema extensivo y nosotros hemos demostrado que puede mejorar hasta 1,000 gramos diarios, bajo otras condiciones, que no necesariamente implican inversión o gastos de más recursos”, aseguró Hernández.

Fuente: END