GANADEROS DEBEN CONVERTIRSE EN AGRICULTORES PARA COMBATIR FENÓMENOS CLIMÁTICOS

Para que la ganadería nicaragüense no se vea tan afectada por fenómenos climáticos como El Niño, los ganaderos tienen que convertirse en agricultores, es decir que deben aprender a producir eficientemente el alimento que consumirá su ganado tanto en época lluviosa como en época seca. “La ganadería nicaragüense tiene mucho potencial, están exportando productos de alta calidad y a mercados exigentes, pero para ser más eficientes, sus ganaderos tienen que convertirse en agricultores y comenzar a producir alimento para su propio ganado”, explicó Leovigildo López de Matos, investigador de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria, Embrapa, quien participó recientemente en el I Congreso sobre manejo, producción y conservación de forrajes organizado por la empresa Escasan. López de Matos recomendó a los ganaderos cultivar uno de los alimentos menos costoso, la caña de azúcar. “El nutriente más importante de la caña es la sacarosa, pueden cultivar caña, con una hectárea de este rubro se puede alimentar a 40 vacas durante seis meses, es muy económico”, señaló el especialista brasileño. Destacó que en Brasil la mayoría de los pequeños ganaderos cultivan la caña de azúcar para alimentar al ganado, lo que he permitido elevar los niveles de producción de leche y de carne por vaca. “Este alimento es muy barato, cuesta como US$26 la tonelada de materia seca, eso es bastante bajo con respecto a otro tipo de alimento”, destacó. Joao Ricardo Alves Pereira, catedrático de la Universidad de Ponta Grosa, Brasil, indicó que los ganaderos tienen que cultivar mucho alimento en época de lluvia para ensilar y guardar el alimento. “Nosotros hemos dejado claro que un ganadero tiene que ser un agricultor, producir maíz para ensilarlo, producir sorgo para hacer forrajes y pacas, son métodos de mayor eficiencia y menores costos para el ganadero”, explicó Alves Pereira, quien también participó en el I Congreso sobre producción y conservación de forrajes. El sector ganadero representa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país calculado en US$11,805 millones hasta finales de 2014 y la quinta parte de las exportaciones del país incluyendo zonas francas. Muchos ganaderos sostienen que el peso podría ser mayor si se invirtiera en mejorar la productividad del sector. El año pasado, la ganadería generó más de US$800 millones, entre ventas de carne, leche, queso, cueros y hasta víscera de bovino. Aumentar productividad En los últimos tres años un grupo de 18 productores en Boaco logró incrementar su producción de leche y sus ingresos mediante un proyecto que mejora la nutrición y salud de las vacas que ejecuta Cattle Hub con el respaldo de Centrolac. Rómulo Alvarado, de Cattle Hub indicó que la mayor parte de los ganaderos nicaragüenses se han acomodado en producir de manera ineficiente. “Existe una baja productividad por animal y por hectárea, 0.7 cabezas de ganado por manzana y 3 litros de vaca por leche”, señaló. Alvarado explicó que la ganancia de peso del ganado nicaragüense es muy baja, apenas 0.8 kilogramos por día cuando lo ideal debería ser de 1.4 kilos por día. “Los ganaderos tienen que empezar a ver su finca como una empresa, tienen que tener un enfoque más administrativo, llevar registros y así saber cuánto está obteniendo de ganancias”, manifestó. El especialista de Cuttle Hub destacó que los ganaderos tienen que buscar diferentes estrategias para guardar alimentos y que la solución está en la propia finca. “Cuando los forrajes son producidos con el propósito de alimentar ganado, deben ser cosechados en una etapa joven y ensilarlos de una manera adecuada, también pueden utilizar caña de azúcar para la época seca”, destacó Alvarado. René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, coincidió con los especialistas brasileños al afirmar que ya es hora de que los ganaderos se conviertan también en productores agrícolas.  “Nosotros somos muy deficientes en productividad y es hora de despertar y comenzar a elevar los rendimientos”, explicó. Para los especialistas brasileños existen diferentes métodos para lograr una mayor eficiencia y tener menores costos a la hora de guardar alimentos para el ganado. “Existen diferentes métodos de conservación de forrajes de maíz, sorgo y pasto. En pastel, en bunker y ahora hay un método moderno que es el silo en bolsa que tiene mayores beneficios porque el 100% del forraje guarda su capacidad nutritiva y es más higiénico”, explicó Joao Ricardo Alves Pereira, catedrático de la Universidad de Ponta Grosa, Brasil. END