CRISIS POR EL PRECIO DEL PETRÓLEO,PÉRDIDAS Y DESPIDOS MASIVOS EN LAS PRINCIPALES COMPAÑÍAS

None
Cuando a mediados de 2014 comenzó el brusco descenso en los valores del crudo, cuya cotización se halla en la actualidad entre 49 y 54 dólares, los analistas no tardaron en pronosticar que esa caída afectaría en forma inevitable a las cuentas de las compañías petroleras alrededor del mundo. Uno de estos últimos ejemplos es el de Shell, que acaba de anunciar que despedirá a 6.500 personas durante 2015, incluyendo a parte de su plantilla y subcontratistas directos. Pero ésta no es la única medida de emergencia que tomará la firma angloholandesa, porque además tiene previsto reducir sus inversiones para enfrentar un escenario adverso de precios que podría extenderse por varios años, según admitió en un comunicado. La compañía con sede en la ciudad holandesa de La Haya desembolsará 30.000 millones de dólares en 2015, pero a pesar de lo audaz que parece esta cifra son 3.000 millones menos que lo previsto en abril pasado y 7.000 millones por debajo del monto que invirtió durante todo 2014. Ambas decisiones están en línea con el plan de venta de activos por un total de u$s20.000 millones que la firma de los Países Bajos viene llevando a cabo desde 2014. Sin embargo, estas cifras negativas no representan la totalidad del sombrío panorama que opaca a Shell. El futuro dueño de la empresa británica BG Group también reveló que sufrió un derrumbe del 25% en sus ganancias en el segundo trimestre del presente año, dejando su beneficio neto en 3.986 millones de dólares. Otra de las grandes firmas a nivel global que resultó golpeada por el desplome en la cotización del crudo es la española Repsol, cuyas utilidades sufrieron una drástica bajada del 44% en el período abril-junio en comparación con igual período del año pasado. Las ganancias de la empresa ibérica durante el segundo trimestre fueron de u$s322 millones, frente a los 575 millones obtenidos en 2014, cuando logró un importante beneficio por la venta forzada de las acciones que mantenía en la argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que fue expropiada por la administración de la presidenta Cristina Kirchner en 2012. Esta fuertísima bajada en sus utilidades provocó que el valor de las acciones de Repsol cayera el 1,31% en las primeras operaciones de este jueves en el índice Ibex 35 de la Bolsa de Madrid, hasta quedar en 15,8 euros (el equivalente a 17,4 dólares). Más empresas afectadas La compañía italiana Ente Nazionali Idrocarburi (ENI) también fue arrastrada por el preocupante declive en el valor del petróleo, lo cual le provocó un rojo en sus cuentas de u$s124 millones durante el segundo trimestre de este año, de acuerdo a lo revelado este jueves por la firma de la península. Estas pérdidas contrastan con las jugosas utilidades de 727 millones de dólares que había logrado entre abril y junio de 2014. La firma controlada por el Estado italiano, que conserva más del 30% de participación, justificó la debacle en sus ganancias por el descenso en el precio del barril del crudo Brent (que se extrae del Mar del Norte), lo que afectó sus ingresos de producción. Mientras tanto, el grupo energético Centrica, del Reino Unido, también anunció este jueves su intención de llevar a cabo un recorte de personal que abarca a 4.000 de sus empleados, como parte de un plan de ajuste como consecuencia del derrumbe en el valor del petróleo. A su vez, British Gas (BG) también dio a conocer un proyecto que incluye el despido de 6.000 de sus obreros. Aunque para aplacar un poco esto, también anunció que tiene la intención de crear 2.000 nuevos puestos de trabajo. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ