FRACASA REUNIÓN EN DOHA PARA INTENTAR AUMENTAR EL PRECIO DEL CRUDO

La rivalidad entre Iran y Arabia Saudi  ha impedido este domingo que varios países productores de petróleo reunidos en Doha lograran un acuerdo para congelar la extracción de crudo. A la capital catarí habían acudido todos los miembros de la Organizacion de Paises Exportadores de Petroleo (OPEP) excepto Irán y Libia además de media docena de no miembros. Los asistentes representaban casi el 60% de la producción mundial de crudo, unos 47 millones de barriles diarios. Faltaban no obstante otros grandes productores como EE UU, Canadá, China, Brasil o Noruega.   Pero las divergencias entre Riad y Teherán, los dos pesos pesados de la región, estallaron antes de que los ministros llegaran a Doha. En una entrevista publicada el sábado, el príncipe Mohamed Bin Salmán, viceheredero y máximo responsable de la política petrolera saudí, reiteró a la agencia Bloomberg que su país no iba a congelar su produccion  a menos que Irán hiciera lo propio. El joven e influyente hijo del rey incluso sugirió que podría aumentar la extracción en un millón de barriles diarios de forma inmediata.   El anfitrión, el jeque Tamin Bin Hamad al Thani, trató de salvar el escollo convocando a todos los participantes  a un almuerzo. Su intervención logró que la cita se celebrara finalmente por la tarde, pero a medida que pasaban las horas se fue alejado la posibilidad de un pacto.   Después de seis horas de discusiones, los participantes admitieron que primero necesitaban ponerse de acuerdo dentro de la OPEP y luego invitar a otros a unirse.   Desde el principio los analistas se han mostrado divididos sobre la posibilidad de un acuerdo y sus resultados. Algunos estimaban que los precios podrían recuperarse hasta los 50 dólares el barril, mientras que otros temían que, de no lograrlo, se produjera un nuevo desplome. En ese sentido, el cierre a la baja del viernes parecía confirmar el escepticismo. Fuente:El pais