Crisis en Nicaragua se convierte en una oportunidad para emprender

Emprender en estos tiempos en el que Nicaragua está sumergida en una crisis sociopolítica que ha golpeado fuertemente la economía y ha dejado en el desempleado a 417 mil personas, son muy pocos los que se atreven a tomar el riesgo de iniciar su propio negocio, por miedo al fracaso.

Para el administrador de empresa, Jeffrey Chamorro, no fue así. La actual situación del país fue el impulso para que emprendiera su negocio, una idea que desde hace muchos años tenía en mente, pero por la falta de tiempo que le consumía su antiguo trabajo, no lo podía realizar.

Este joven de 34 años, trabajó como Ejecutivo de ventas de vehículos en una casa comercial, y decidió renunciar a su trabajo al ver que las ventas cayeron, debido a que los bancos no estaban realizando préstamos financieros.

“En abril se vio bastante afectado la venta de vehículos. Los bancos al no dar financiamiento, era difícil que alguien optara por un vehículo nuevo. Los ejecutivos de ventas trabajamos con un básico y comisiones, al no vender, no ganamos comisiones y se vio bien afectado mi ingreso”, contó Jeffrey Chamorro.

Siguió su sueño

En su antiguo trabajo le dieron la opción de trabajar en la sucursal de la empresa que está en Honduras, pero esta elección no convenció a Jeffrey, ya que tenía a su esposa embarazada y no quería dejarla sola en una Nicaragua incierta, por lo que rechazó la opción y decidió cumplir su sueño.

“En ese momento era tomar la opción de salir a buscar un trabajo cuando sabía que habían muchas personas buscando trabajo y sería difícil o emprender”, contó Jeffrey.

Parte del trabajo que realiza Jeffrey Chamorro. 

Su decisión fue emprender y creó una empresa de sublimación, a la que nombró Sublimaster, en donde ofrece personalización de artículos, es decir reproduce imágenes o texto sobre camisas, tazas, gorras, lapiceros, termos, sombrillas, bolsos, entre otros.

“Muchos tienen temor de emprender, porque no sabes si te va a resultar o si la gente aceptará, pero en mi caso, yo le oré a Dios y le dije que me diera una señal sobre la opción que debía de tomar (…) Recuerdo que estaba en mi trabajo y me llamó una señora y me preguntó sobre dónde podía personalizar uniformes (…) y en ese momento le dije que yo lo hacía”, relató Jeffry quien sintió que esa era la señal de Dios.

“Yo creo que esta situación es la idónea para poner nuestros negocios, porque es bien difícil conseguir empleo. Solo tenemos que perder el temor, y empezar a emprender”, finalizó Jeffrey quien además realiza uniformes y bordados en diferentes piezas textiles.

Al final de este año alrededor de 1 millón 24 mil personas no generaran ingresos y si la crisis no llega a una solución el problema se agudizará para el 2019, según el economista Néstor Avendaño. 

Para contratar el trabajo de Jeffrey puede escribir a: ventasublimaster@gmail.com