Médico trabaja en restaurante en Costa Rica, exilio forzado le cambió la vida

Wilfredo Miranda

Encuestador, docente y aplicador de protocolo contra el coronavirus en un restaurante, son algunos de los trabajos en los que se ha desempeñado el médico Rommel Meléndez, tras exiliarse en agosto 2018 en Costa Rica. El doctor no pierde las esperanzas y confía en que triunfará la democracia el próximo 7 de noviembre en Nicaragua.

Meléndez es uno de los más de 30 médicos que huyeron, la mayoría de ellos trabajaba en el sistema de salud público de Nicaragua, es decir, eran empleados del Estado, y fueron despedidos por brindarle atención a los heridos de las protestas, aseguran.

Desde el inicio de las protestas, en abril de 2018, estos médicos desobedecieron la directriz del Ministerio de Salud (MINSA), que había ordenado que se les cerraran las puertas de los hospitales públicos a los manifestantes heridos, considerados por el régimen como “terroristas”.

LEER MÁS: Autores de operación limpieza y ejecuciones extrajudiciales serán sancionados con Ley Renacer

Entre las principales dificultades que atraviesa el gremio médico nicaragüense en el exilio son los obstáculos para homologar el título y especialidades en el Colegio de médicos en Costa Rica, sumado a la falta de oportunidades laborales.

“Han sido duro porque hemos tenido que reaprender a trabajar en áreas que no son meramente de la salud, hemos tratado de homologar los títulos en el colegio de médicos de Costa Rica pero nos han puesto muchos obstáculos, se nos ha hecho muy difícil, realmente hemos comenzado a hacer otro tipo de actividades que vagamente lo hacíamos allá en Nicaragua”, dijo Meléndez a 100%Noticias.

A casi tres años de estar en la vecina del sur, el médico narra que le ha tocado trabajar en lo que salga para sobrevivir “En los primeros meses pase sin trabajo hasta que logré encontrar un empleo en una empresa consultora a través de unos amigos donde realizaba labores de encuestas, levantando formatos de estadísticas, supervisión, dependiendo del tipo de proyecto que nos tocará. Actualmente estoy haciendo dos cosas, docencia en un instituto técnico impartiendo clases sobre asistente de farmacia, asistente de pacientes y estoy en este restaurante en aplicación de protocolo no sólo en la entrada sino también en todo el área de restaurante, vigilando las normas sanitarias que se aplican a los restaurantes”.

Sin olvidar a sus pacientes

En septiembre de 2018 Costa Rica estaba repleta de exiliados políticos, pero de inmediato Meléndez decidió con otros colegas brindar atención en salud gratuita, ya que los exiliados llegaron con heridas aún abiertas y con los pies destrozados por cruzar la frontera a pie, entre otras afectaciones.

“La atención de pacientes siempre la seguimos haciendo con los exiliado, estoy en el grupo de S.O.S y ahí damos atención a los pacientes con coronavirus, damos algún tipo de asistencia y atendemos a amigos que necesitan ayuda médica”, dice 

SEGUIR LEYENDO: Senadores de EE.UU introducen Ley RENACER "no tolerará otra dictadura" en Nicaragua

En 2018, en la vecina del sur se registraron 32 médicos exiliados pero ahora quedan 18 “Inicialmente éramos 32 médicos conforme el tiempo y viendo el tema del empleo que se hace difícil y tratar de nivelar el título, muchos han optado irse a otros países como Ecuador, México, España y otros desgraciadamente han tenido que regresar a Nicaragua. Actualmente hay 18 médicos en diferentes actividades docencia, Uber, emprendiendo negocios, cuidando pacientes, otros están trabajando en campo afines a la salud generalmente y estadística para poder pagar un techo y su alimentación", explicó el doctor.

Esperanza

El próximo 7 de noviembre, el médico espera que triunfe la democracia por eso no deja apagar la llama de la esperanza “la mantenemos esperamos que nuestro país vuelva a retornar al sendero de la democracia, esperamos en noviembre ejercer el voto en el exterior y que la comunidad internacional vele por nosotros, sabemos que el pueblo de Nicaragua está deseoso de vivir en democracia, esperamos no seguir más tiempo en el exilio”.

LEER MÁS: Oposición tiene que ir a elecciones sí o sí dice el ex parlamentario europeo Ramón Jáuregui

El doctor Mélendez considera que aún no es momento para un retorno seguro porque la represión va en aumento “personas que yo conozco que se han regresado les ha costado volver a reincorporarse a trabajar, están haciendo actividades que nada tiene que ver con lo que se prepararon en Nicaragua, muchos de ellos están siendo asediados y otros han tenido que regresar a Costa Rica”

De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), más de 800 trabajadores fueron despedidos por represalias políticas en 2018.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ