Noticias NicaraguaEspecialesEduardo Pilarte el repartidor recordado como una persona de “alma noble y generosa”

Eduardo Pilarte el repartidor recordado como una persona de “alma noble y generosa”

La muerte de Eduardo Francisco Pilarte Aguilar de 29 años mantiene de luto al gremio y compañeros se replantean cambiar de oficio tras jugarse la vida en cada semáforo. Amigos del fallecido hablaron con 100%Noticias.

Dolor entre los repartidores de comida de plataformas digitales de Nicaragua por la pérdida de Eduardo Pilarte en accidente de tránsito el pasado 7 de enero, su muerte generó movilización entre el colectivo para darle el último adiós. 

Recuerde Leer: Repartidores realizan homenaje a motociclista fallecido en accidente de tránsito

Entregando comidas en las calles, cada día, trabajan centenares de nicaragüenses de distintas profesiones que a raíz de la pandemia y la crisis socioeconómica se vieron obligados a migrar de oficio para generar ingresos en sus familias. Eduardo Pilarte antes de ser “driver” era barbero.

                                                             

“Fran, hoy duermes primero que yo. Y el único anhelo de mi corazón es que Dios reciba tu alma en sus manos. Tú has dejado en legado a tu único primogénito y te pido que por favor donde quiera que estés cuides de nosotros”, escribió Heydi González, esposa de Pilarte en un sentido mensaje.

Julio González conoció a Eduardo Pilarte hace dos años cuando ambos laboraban para le compañía Hugo. Recuerda que en una ocasión su amigo le propuso recortarle el cabello porque lo andaba bastante crecido. 

“Julio como que ya te toca una buena rasurado, si quieres le digo al flaco que me preste una máquina y yo te rasuro”, recordó que le dijo Eduardo a pocos meses de conocerlo.

“El era muy servicial. A él, simplemente le nacía. Uno ni siquiera le tenía que pedir algo porque era un chavalo despojado que se ofrecía a ayudar, sin esperar nada”.

Así empezó a gestarse una amistad que se convertiría en hermandad. Pronto, Julio supo que su amigo se ganaba la vida como barbero, pero a falta de clientela ingresó a la empresa repartidora. 

“En estas empresas repartidoras hay abogados, ingenieros, mecánicos y de todos los oficios y de profesiones. La mayoría nos hemos quedado porque vimos la oportunidad de asegurarnos ingresos y muchos veníamos del desempleo”, cuenta Julio González a100%Noticias. 

Al año de conocerlo, Julio rememora que tuvo un incidente con su motocicleta y estaba preocupado porque no tenía mil córdobas para repararla y le inquietaba no poder trabajar, pero se lo comentó a Eduardo en el seno de la confianza.

“Me dijo: ‘Prix, yo no tengo, pero déjame preguntar si mi esposa tiene para prestártelos. Ya vamos a resolver’. La llamó y Heydi que es también muy buena persona accedió y fuimos juntos a su casa a traer el dinero”, narra.

Julio asegura que ese día hasta terminó comiendo en casa de Eduardo. “Yo tenía pena, pero él me ofreció y me sirvió”, era un amigo de esos que no se encuentran con facilidad”.

A través de Eduardo, Julio conoció a Luis López Rodríguez “Lucho”, quien también se convirtió en su amigo. 

“Ayer, conversaba con Lucho sobre la repentina muerte de Eduardo, me dijo que el único vicio que tenía era que amaba comer pizza y toda esa comida rápida. Pero era un tipo admirable, super despojado para con los demás y responsable con su familia”, continúa Julio.

Lucho quien tenía más de 10 años de amistad y era además de amigo barbero personal de Eduardo y su hijo, lo recuerda como un individuo de buen corazón con tono de voz bajo y muy tranquilo. 

“Lo que más extrañaré de él era su sarcasmo con que se jugaba la vida”, dijo Lucho a 100%Noticias.

¿Volver o no volver al trabajo?

El pasado miércoles 5 de enero fue el último día que Julio laboró para la compañía repartidora de comida por aplicaciones digitales. A días del deceso de Eduardo ha decidido no volver a integrarse al equipo de Hugo.

Julio recuerda que cuando apareció Pedidos Ya como la competencia de Hugo, Eduardo lo invitó a cambiarse porque varios colegas se habían trasladado y le decían que había mayor demanda en los pedidos, pero él se resistió.

“En Hugo no tenemos nada. Nosotros no tenemos un seguro de empleado. Si yo me muero hoy, me morí y ya. La empresa no responde por mí. La verdad que lo único que obtenemos es la camiseta y el bolso que nos prestan”, cuestiona Julio.
Agrega que, como empleado, tampoco hay un fondo de emergencia en caso de que se les dañe la moto o surge un incidente repentino.

“Ahora quedamos peor, porque no tenemos monitoreo. Antes llegábamos y le decíamos, mire esta orden no sé porque me salió así y nos resolvían. Ahora solo están los cajeros y los guardas de seguridad”, agrega Julio. “Nadie nos representa creo que los dueños están en El Salvador”.

Alexander es mecánico de profesión desde hace ocho meses trabaja como repartidor, este joven contó que a 100%Noticias que anteriormente trabajaba para Pedidos Ya y pagaba $2 semanales por un seguro de vida, sin embargo, aduce que hay mayor compromiso y exigencias que en la empresa rival por eso decidió cambiarse a Hugo, aunque no cuente con ningún beneficio.

Demandas gremiales 

Por su parte, Julio González, quien tiene 32 años y es padre de familia de dos menores de 6 y 8 años, refiere que sería bueno que la empresa Hugo le deduzca del mismo salario una cuota semanal para accidentes de tránsito, casos fortuitos con el vehículo de trabajo o para casos de emergencia.

También refiere que se debe concientizar a los propios motorizados que a veces se desesperan por entregar un pedido olvidándose que sus vidas están en juego.

“A veces hay órdenes que tiene un tiempo de retiro de 3 minutos y al conductor le parece que son 3 segundos”, cuestiona. 

También llamó a la población a ser más prudente porque muchas personas conducen en estado de ebriedad no miden las consecuencias.

“Una vez me pasó que, en carretera a Masaya, una camioneta marca Hilux me pasó llevando y casi me caigo de la moto, pero Dios es grande y su misericordia me guardó”, dice Julio.
 
Hasta ahora, Julio desconoce si su amigo Eduardo cotizaba algún seguro porque ha escuchado que el servicio era opcional.

Lea: Denuncian la usurpación de números telefónicos de tres medios nicaragüenses

Este sábado 8 de enero, Julio González, Lucho y todo el gremio de motorizados repartidores de pedidos a domicilio realizaron un sentido homenaje a su colega Eduardo Pilarte Aguilar, quien fue atropellado el 7 de enero por una camioneta Toyota.
 
Según la versión policial el vehículo era conducido a exceso de velocidad por Willians Osmar Pastrán Marenco en las inmediaciones de Larreynaga en Managua.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ