Abuso, violencia y discusiones, la familia de Alejandra Guzmán entra en crisis

Ciudad de México, 13 abr (EFE).- Las contundentes revelaciones de la cantante mexicana Frida Sofía en contra de su abuelo, Enrique Guzmán y su madre, Alejandra Guzmán, han destapado la crisis por la que una de las familias más importantes del mundo del espectáculo en México está pasando.

"Yo no entiendo las mentiras, a mí me hacen ver como loca", fue una de las frases que la hija de la intérprete de "Eternamente bella" reveló recientemente a un medio local para contar el infierno que vivió en su infancia al haber estado rodeada de "traiciones".

Entre ellas, señaló el abuso sexual que vivió por parte de Enrique Guzmán desde que tenía 5 años y que parejas sentimentales de su madre habían hecho lo mismo en diversas ocasiones.

Sus declaraciones fueron la gota que derramó el vaso luego de tres años de distanciamiento con su familia y dimes y diretes con su madre, abuelo y familiares, quienes siguen desacreditando sus palabras.

EL ORIGEN

En 2019, Frida Sofía dio comienzo a esta larga historia al emitir una serie de declaraciones en contra de su prima, Michelle Salas, hija del cantante Luis Miguel, y al asegurar que no mantenía una buena relación con su familia en México.

Ese mismo año aseguró en pleno día de las madres los errores que Alejandra había tenido al momento de criarla, como cuidarla de sus adicciones y la falta de una figura materna en su vida.
Frida también la acusó de haber mantenido relaciones sexuales con una de sus exparejas.

Con el tiempo la familia ha protagonizado una serie de escándalos que han subido de tono y cualquier intento de reconciliación ha sido fallido.

EL ABUSO Y LA MEMORIA

En la entrevista que Frida Sofía ofreció al periodista mexicano Gustavo Adolfo Infante, la cantante reveló entre lágrimas que su abuelo había abusado sexualmente de ella cuando era niña en numerosas ocasiones y que incluso en su inocencia había llegado a normalizarlo, situación que le había causado culpa.

"Me manoseó desde los 5 años (...) Lo más asqueroso de todo es que cuando estás tan chiquita y te dicen que esto es lo que un abuelito le hace a su nieta porque la quiere no tienes ni idea", aseguró.

Después de esto las redes sociales se volcaron a favor de la Frida, que había sido amedrentada y criticada por mucho tiempo, y algunos usuarios han aplaudido su valentía por romper el silencio.

No obstante, Alejandra Guzmán emitió un mensaje desde su cuenta de Instagram desacreditando las declaraciones de su hija y apoyando a su padre, situación que ocasionó una serie de opiniones negativas por la falta de apoyo a su hija en tiempos tan convulsos para las mujeres.

Asimismo Enrique Guzmán apareció en televisión llorando y asegurando amar a su nieta y que nada de lo que había dicho era cierto.

Pero personalidades del mundo del espectáculo recordaron actitudes violentas y machistas que Guzmán había tenido en el pasado, como el haberle tocado los senos a Verónica Castro sin su consentimiento o hacer comentarios morbosos en vivo sobre su propia hija, Alejandra.

También fueron revividos los relatos de su expareja, la actriz Silvia Pinal, (madre de Alejandra y abuela de Frida), quien en sus memorias señaló que había sido víctima de los comportamientos violentos del cantante mientras habían estado casados.

Esto fue corroborado por Frida cuando escribió en redes que su madre sabía que Pinal había sido "violada y que (Enrique Guzmán) le pegaba a puñetazos".

Hasta ahora Frida Sofía ha denunciado que plataformas digitales como Youtube han censurado el contenido en redes de quienes la mencionan en sus videos para defenderla y aseguró sentir "miedo" de perder su cuenta.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ