Jennifer Garner quiere estar divorciada de Ben Affleck lo más pronto posible

La intérprete pone en manos de un juez privado su separación definitiva del actor, quien ha terminado ya la rehabilitación por su adicción al alcohol
Foto/FilmMagic

Jennifer Garner está deseando poner fin a su interminable divorcio de Ben Affleck. Según publica TMZ, la intérprete ha puesto en manos de un juez privado los documentos legales necesarios para aligerar el proceso de separación, que espera que sea definitivo para finales de año. Esta decisión llega después de que el actor de Batmanterminase el periodo de rehabilitación por su adicción al alcohol, tras haber estado ingresado durante algo más de un mes en un centro de desintoxicación.

Garner y Affleck, ambos de 46 años, anunciaron su separación en 2015, pero no solicitaron el divorcio hasta dos años después, en abril de 2017. A pesar de ya no estar juntos, la pareja, con tres hijos en común –Violet, 12, Seraphina, 9 y Samuel, 6– ha mantenido una buena relación. Garner incluso fue fotografiada conduciendo el coche que llevaba Affleck al centro de rehabilitación de Los Ángeles.

La decisión de Garner de acelerar el divorcio coincide también con que su exmarido fue visto el pasado miércoles con su actual pareja, Shauna Sexton, una modelo de Playboy de 22 años. Más tarde, ese mismo día, Affleck acudió a una reunión de trabajo con la productora Warner Bros, para después asistir a otra sesión de rehabilitación.

El intérprete de películas como Pearl Harbor ingresó en rehabilitación el pasado 22 de agosto por decisión de su exesposa, quien se encargó de gestionar la intervención. El también director pasó días sin ducharse y sin apenas comer. Esta es la tercera vez que Affleck es tratado por su adicción al alcohol en los últimos dos años. Previamente el actor buscó tratamiento en marzo y en noviembre de 2017. La primera vez fue en el año 2001.

Después de estos 40 días en rehabilitación, el actor ha querido agradecer el apoyo recibido y lo ha hecho a través de una publicación en su cuenta de Instagram, donde acumula cuatro millones de seguidores. "Luchar contra cualquier adicción es una lucha de por vida y difícil. Por eso, uno nunca está realmente dentro o fuera del tratamiento. Es un compromiso a tiempo completo. Estoy luchando por mí y mi familia. Muchas personas me han hablado a través de las redes sociales de sus propios problemas con las adicciones. A esas personas, quiero darles las gracias ", ha escrito este jueves.

"Tu fortaleza es inspiradora y me está apoyando de una manera que no creía posible. Ayuda saber que no estoy solo. Como he tenido que recordarme a mí mismo, si tienes un problema, obtener ayuda es un signo de valentía, no de debilidad o fracaso", ha añadido.