El gobernador de Florida autorizó la reapertura de las playas con horarios limitados

Para hacerlo, no obstante, deberán asegurarse de tomar las medidas necesarias para evitar que se conviertan en focos de contagio de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus
AFP

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dio luz verde el viernes para que algunas playas y parques del estado reabran, siempre y cuando puedan hacerlo de forma segura y tomando las medidas necesarias para evitar que se conviertan en focos de contagio de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Varias playas del norte del estado anunciaron que ya lo han hecho.

El alcalde del condado de Duval, Lenny Curry, dijo que las playas estaban reabriendo con horario limitado y que solamente pueden ser usadas para caminar, montar bicicleta, nadar, pasear a mascotas y surfear.

Las playas estarán abiertas de 6 a 11 de la mañana y de 5 a 8 de la tarde, dijo Curry en un video en redes sociales. Las congregaciones de más de 50 personas allí están prohibidas y la gente debe practicar el distanciamiento social

También puedes leer: CNU sandinista llama a universidades a reiniciar clases presenciales en Nicaragua

“Eso pudiera ser el inicio del regreso a la normalidad, pero por favor respeten y sigan estas limitaciones”, dijo Curry. “Regresaremos a la vida que conocemos, pero debemos ser pacientes”, agregó.

Las autoridades de Florida fueron criticadas por mantener sus playas abiertas aún cuando el coronavirus había llegado y causado muertes en el estado. El alcalde de Miami-Dade, Carlos Gimenez, ordenó su cierre el 19 de marzo, lo mismo que las instalaciones recreativas en las áreas incorporadas y no incorporadas del condado. El gobernador DeSantis emitió una orden a nivel estatal 13 días después, el 1 de abril. Fue uno de los mandatarios regionales más criticados por no haber tomado recaudos antes

Además lea: Policía Orteguista acecha casas de opositores al régimen Ortega Murillo en Somoto

El número de casos confirmados del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Florida (EEUU) subió el jueves por la noche a 23.340, y las muertes a 668, lo que significa 443 nuevos casos en las últimas doce horas y 32 nuevos fallecimientos por la pandemia, aunque autoridades dicen estar “confiadas” en que no se llenarán los hospitales.

Las cifras dadas por el Departamento de Salud estatal el miércoles por la mañana eran de 23.300 casos y 668 muertes

El número de hospitalizaciones ha subido de 3.305 a 3.458 en las últimas horas y las pruebas realizadas han pasado de 220.892 a 225.736. De estas, 23.340 han dado positivo.

Por condados, los situados en el sureste de Florida siguen siendo los más afectados por la pandemia.

Miami-Dade presenta 8.326 casos y 183 muertes ; Broward, 3.466 casos y 101 muertes (92) y Palm Beach, 1.867 casos y 112 muertes.

El condado de Orange, al que pertenece Orlando, la turística ciudad de los parques temáticos en el centro del estado, es el cuarto más afectado, con 1.114 casos y 21 muertes.

Te puede interesar: Fanáticos sandinistas agreden al padre del periodista Winston Potosme

En Monroe, en el extremo sureste del estado, donde están los turísticos Cayos de Florida, a los que solo pueden acceder los residentes como medida preventiva de los contagios, hay 66 casos y 3 muertes hasta ahora.

En todo Estados Unidos hay 686.991 casos, de los cuales 32.232 han resultado mortales, según la Universidad Johns Hopkins.

Con información de AP y EFE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ