Simpatizantes de Trump pidieron detener el conteo de votos en Michigan y Arizona

Cientos de simpatizantes del presidente Donald Trump acudieron este miércoles a centros de recuento de sufragios en Detroit y Phoenix conforme los resultados se iban inclinando en contra de Trump, mientras que miles de manifestantes en contra del mandatario y que exigen que se cuenten todos los votos en la indefinida contienda presidencial salieron a las calles de varias ciudades del país informó el medio Infobae.

De acuerdo con la información los simpatizantes manifestaban “¡Detengan el conteo!”, coreaban los partidarios del presidente en Detroit. “¡Detengan el robo!”, exclamaron en Phoenix.

Las protestas se registraron mientras el presidente insistía sin pruebas que había graves problemas con la votación y el escrutinio, y los republicanos presentaban demandas en varios estados sobre las elecciones.

Recuerde Leer: Campaña de Trump presentó una demanda para detener el conteo de votos en Michigan

Los manifestantes en Phoenix llenaron gran parte del estacionamiento en el centro electoral del condado de Maricopa, donde la policía vigilaba tanto el exterior del edificio como el proceso de escrutinio dentro.

Por su parte el representante Paul Gosar, republicano de Arizona y férreo defensor de Trump, se sumó a la multitud y afirmó: “No vamos a dejar que roben estas elecciones. Punto”.

Sin embargo, seguía habiendo observadores de los dos grandes partidos dentro del centro electoral mientras las boletas se procesaban y contaban, y el proceso se emitía en vivo a través de internet en todo momento.

Lea También: Aun por contabilizar cuatro estados claves, Trump se declaró ganador y Biden pidió paciencia

Dos importantes funcionarios del condado, uno demócrata y otro republicano, emitieron un comunicado expresando su preocupación por cómo se había extendido a la desinformación sobre la integridad del proceso electoral.

“Todo el mundo debería querer que se cuenten todos los votos, ya fueran por correo o presentados en persona”, afirmó el comunicado firmado por Clint Hickman, presidente republicano de la Junta de Supervisores de Maricopa, y el supervisor demócrata Steve Gallardo. “Una votación precisa requiere tiempo (...) Esto es una prueba de democracia, no de fraude”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ