Alemania pidió la desconexión parcial rusa de SWIFT para mantener los pagos del la energía

Berlín, 28 feb (EFE).- El Gobierno alemán abogó por una desconexión parcial de Rusia del sistema de pagos SWIFT para garantizar las transacciones relacionadas con el abastecimiento de materias primas y energía, confirmaron este lunes varios portavoces del Ejecutivo de Olaf Scholz.

"La medida fue creada de manera que se desconectan los bancos que están en el listado y no los demás," indicó durante una rueda de prensa ordinaria en Berlín la portavoz del Ministerio de Economía y Energía, Beate Baron.

Lea: Putin pone en alerta sus fuerzas de disuasión nuclear

Agregó que los socios europeos acordaron estructurar así las sanciones de forma deliberada para que golpeen "duramente" al sector financiero ruso, pero de modo que al mismo tiempo "haya modos y vías para seguir pagando la factura del gas," añadió.
                                                        
El portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit, indicó por su parte que el sector energético no se encuentra sometido a sanciones, ya que "no tiene sentido" adoptar medidas punitivas "que tuvieran que ser levantadas pocas semanas después porque no las podemos aguantar".

Hebestreit explicó que el paquete de medidas, que incluyen también el bloqueo de los fondos en euros del Banco Central Ruso, no busca ocasionar una "ruptura total de relaciones financieras", sino por el contrario actuar "con puntería".

También se manifestó al respecto una representante del Ministerio de Asuntos Exteriores, que destacó que el motivo de que SWIFT se mantenga operativo para algunas instituciones financieras rusas no se debe sólo a la necesidad de garantizar el abastecimiento de materias primas y energía.

"Se trata de transacciones en todos los ámbitos, entre otros el de la ayuda humanitaria, el intercambio comercial legítimo, la sociedad civil," argumentó la portavoz, Susanne Sasse.

Una exclusión total de Rusia del sistema SWIFT hubiera podido llevar a un colapso total del comercio entre Rusia y Alemania, ya que los importadores no podrían pagar sus facturas y los exportadores no podrían cobrarlas.

La solución que se encontró, después de que Alemania fuera uno de los países más reacios a expulsar a Rusia del SWIFT, fue una exclusión parcial, que afecta ante todo a los bancos rusos que ya se habían visto afectados por las sanciones anteriores.

Lea también: EEUU, Canadá, Reino Unido, Unión Europea acuerdan sacar a Rusia del sistema interbancario Swift

La portavoz del Ministerio de Economía admitió que las sanciones afectarán también a empresas alemanas, que no tendrán derecho a indemnización, aunque indicó que en el caso de compañías concretas que se vean muy golpeadas el Estado suministrará "apoyo".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ