REPUDIO IRAQUÍ A UNA PROVOCADORA DECLARACIÓN DEL RÉGIMEN IRANÍ

El vicepresidente iraquí, Iyad Allawi, rechazó hoy vehementemente la propuesta de un asesor del jefe político del régimen iraní, Hassan Rohani, quien señaló que la capital persa debería ser Bagdad. La frase se da en el marco de una cada vez mayor influencia iraní en territorio del país vecino, donde milicias chiítas combaten contra los terroristas del Estado Islámico.
"Creo que el papel de cualquier potencia regional o cualquier poder en los asuntos de Irak es inaceptable", dijo Allawi a la cadena de noticias Sky News. "Haciendo lo que están haciendo y enviando oficiales para combatir y liderar y declarar que Bagdad se convertirá en la capital del Imperio Persa, es inaceptable", remarcó el vicepresidente.
La provocadora reflexión fue hecha por Ali Younessi, asistente especial de Rohani y antiguo ministro de Inteligencia y Seguridad. El funcionario iraní dijo días atrás que "en el presente, Irak no sólo está bajo la influencia de nuestra civilización, sino también de nuestra identidad, cultura". "Este es el caso hoy y ha sido el caso en el pasado porque la geografía de Irán e Irak es inseparable y nuestra cultura es inseparable. Por lo tanto, o luchamos entre nosotros o nos volvemos uno solo", puntualizó en términos que sonaron como advertencia.
"Nosotros defendemos los intereses del pueblo de la región porque todos ellos son el pueblo de Irán, todos esos que viven en la meseta iraní disfrutarán de nuestra protección y los protegeremos de la amenaza del islam reaccionario, el ateísmo o la herejía, de un nuevo dominio otomano, del dominio wahhabi, de Occidente y del sionismo", agregó Younessi en su mensaje.
El plan iraní contempla la inclusión de los países de Asia central y el Cáucaso. Las declaraciones de Younessi se dan en medio de las negociaciones entre Estados Unidos e Irán para que el país fundamentalista tenga su propio plan nuclear, proyecto que podría desencadenar una carrera atómica en Medio Oriente, tal como ya advirtió Arabia Saudita.
El vicepresidente iraquí, Iyad Allawi, rechazó hoy vehementemente la propuesta de un asesor del jefe político del régimen iraní, Hassan Rohani, quien señaló que la capital persa debería ser Bagdad. La frase se da en el marco de una cada vez mayor influencia iraní en territorio del país vecino, donde milicias chiítas combaten contra los terroristas del Estado Islámico.
"Creo que el papel de cualquier potencia regional o cualquier poder en los asuntos de Irak es inaceptable", dijo Allawi a la cadena de noticias Sky News. "Haciendo lo que están haciendo y enviando oficiales para combatir y liderar y declarar que Bagdad se convertirá en la capital del Imperio Persa, es inaceptable", remarcó el vicepresidente.
La provocadora reflexión fue hecha por Ali Younessi, asistente especial de Rohani y antiguo ministro de Inteligencia y Seguridad. El funcionario iraní dijo días atrás que "en el presente, Irak no sólo está bajo la influencia de nuestra civilización, sino también de nuestra identidad, cultura". "Este es el caso hoy y ha sido el caso en el pasado porque la geografía de Irán e Irak es inseparable y nuestra cultura es inseparable. Por lo tanto, o luchamos entre nosotros o nos volvemos uno solo", puntualizó en términos que sonaron como advertencia.
"Nosotros defendemos los intereses del pueblo de la región porque todos ellos son el pueblo de Irán, todos esos que viven en la meseta iraní disfrutarán de nuestra protección y los protegeremos de la amenaza del islam reaccionario, el ateísmo o la herejía, de un nuevo dominio otomano, del dominio wahhabi, de Occidente y del sionismo", agregó Younessi en su mensaje.
El plan iraní contempla la inclusión de los países de Asia central y el Cáucaso. Las declaraciones de Younessi se dan en medio de las negociaciones entre Estados Unidos e Irán para que el país fundamentalista tenga su propio plan nuclear, proyecto que podría desencadenar una carrera atómica en Medio Oriente, tal como ya advirtió Arabia Saudita.
INFOBAE