EL NIÑO SE DEBILITA EN GUATEMALA

None
El fenómeno climático El Niño, que origina aumento de la temperatura en el océano Pacífico ecuatorial, comienza a perder intensidad, y en varias semanas las condiciones podrían pasar a ser neutras. Esa situación podría causar que las circunstancias que se esperaban para la época lluviosa varíen un poco y la canícula sea menos intensa que en los dos años anteriores. El Departamento de Investigación y Servicios Climáticos, del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), informó ayer que la temperatura superficial del océano Pacífico está en descenso. Esa anomalía climática, que en su punto máximo llegó a los 2.4 grados Celsius (°C), es de 0.8 °C en la última semana, lo que provoca que las aguas por debajo de 50 metros de profundidad estén frías. Esa particularidad causa que el fenómeno El Niño se debilite y comience la transición a condiciones neutras en las próximas semanas. Pese a ello, la atmósfera tardará aproximadamente un mes en responder a esos cambios en la temperatura del mar. Efectos Las condiciones que actualmente prevalecen causan irregularidad en el comienzo de la época lluviosa; es decir, precipitaciones intensas de corta duración y el incremento de la temperatura ambiente en todas las regiones del país. A pesar de esa lluvia, el Insivumeh aseguró que aún no se ha cumplido con todas las condiciones para declarar el comienzo de la época lluviosa. Destaca el hecho de que esta perspectiva contempla que la canícula de este año no sea tan devastadora como en los últimos dos. Los registros muestran que en el 2014 la canícula duró más de 40 días y en el 2015 más de 30, situación que afectó duramente a los agricultores de subsistencia, ya que cuando el fenómeno fue más fuerte llegaron a perderse más del 90 por ciento de los cultivos de maíz y el 85 por ciento de los de frijol en la zona semiárida del país. Según los datos del instituto meteorológico, se espera que la canícula se instale “del 8 al 15 de julio, pudiéndose presentar menos intensa que los años 2014 y 2015”. La Niña El Insivumeh indicó que la acentuación de las condiciones neutras podría dar la pauta a un aumento de la lluvia en la segunda etapa de la época lluviosa, pero esto no quiere decir que si no se aplican correctas prácticas agropecuarias, particularmente en el oriente del país, no existan pérdidas de cultivos. Lo más probable es que las condiciones se vuelvan propicias para que comience a desarrollarse el fenómeno La Niña, que traería mayor lluvia; pero para declararla tiene que pasar un tiempo luego de que las condiciones sean neutras. La temporada de huracanes se espera que sea normal en el Atlántico y por arriba de lo normal en el Pacífico. No se descarta la formación de algún huracán en la primera parte de la estación lluviosa. Pasarán algunos meses Vivian Roldán, pronosticadora del Insivumeh, explicó que el fenómeno La Niña tardará varios meses en declararse. La experta comentó que aunque las condiciones de El Niño son muy débiles, tardarán entre uno y dos meses en establecerse en la atmósfera y La Niña podría ser declarada como tal de seis a ocho meses después de que El Niño se debilite. Hay que estar alerta Wálter Bardales, de la Sección de Agrometeorología del Insivumeh, recomendó a los agricultores estar alerta y tener un buen manejo de sus cosechas. Aseguró que aunque El Niño de debilitó, habrá un déficit de lluvia en algunas regiones del país, por lo que es fundamental hacer un buen manejo de las siembras, de modo que no se reporten pérdidas. PRENSA LIBRE.COM

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ