TRUMP RECONOCERÁ A JERUSALÉN COMO CAPITAL DE ISRAEL

El presidente de EE UU, Donald Trump, prevé anunciar este miércoles su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, y ordenar que se traslade allí la embajada estadounidense, actualmente situada en Tel Aviv. Se trata de un anuncio que, en principio, podría echar por tierra cualquier perspectiva de un proceso de paz mediado por Washington. Trump ofrecerá un discurso para anunciar su decisión sobre el estatus de Jerusalén, según adelantó la Casa Blanca. El mandatario dirá que Estados Unidos "reconoce a Jerusalén como capital de Israel", un paso que concibe como la admisión de "una realidad, tanto histórica como moderna", según indicó un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato. "El presidente cree que este es el momento adecuado y el paso adecuado que dar, especialmente con respecto a sus esperanzas de que se pueda alcanzar un acuerdo de paz", añadió un segundo funcionario estadounidense en una conferencia de prensa. No obstante, Trump reconocerá "que las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalén estarán sujetas a negociaciones de estatus final" con los palestinos, y seguirá apoyando el "statu quo en el Monte del Templo" o Explanada de las Mezquitas, situado en la parte palestina de la ciudad, según el primer funcionario.

El único del mundo

Estados Unidos se convertirá así en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la llamada Ciudad Santa. Aunque Israel considera a Jerusalén su capital, la soberanía del país sobre la parte oriental de la urbe (Jerusalén Este) no está reconocida por gran parte de la comunidad internacional, y los palestinos quieren establecer allí la sede de su futuro estado. Trump ordenará también al Departamento de Estado que "comience un proceso" para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel, pero ese proceso llevará al menos "3 ó 4 años", según los funcionarios. "Hay alrededor de 1.000 personas trabajando en la embajada en Tel Aviv, y no tenemos una instalación que pueda acogerlos en Jerusalén. Llevará tiempo encontrar un lugar, asegurarnos de que es seguro, diseñar una nueva embajada y construirla", explicó la fuente.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ