Niños atrapados en Tailandia: 8 menores rescatados de la cueva

Ya son ocho los niños rescatados de la cueva de Tailandia donde permanecían atrapados desde el 23 de junio, después de que este lunes fuera salvado un segundo grupo de cuatro menores.

En el interior de la cueva de Tham Luang aún permanecen otros cuatro menores y su entrenador.

El plan de rescate para sacarlos se reanudará el martes, dijeron los rescatistas.

El equipo de élite de la marina que lidera la compleja operación confirmó que un grupo de buzos había salvado a otros cuatro niños durante la segunda jornada de rescate de este lunes.

El domingo, fueron sacados de las grutas los primeros cuatro menores en un operativo que duró unas diez horas, antes de interrumpirse los trabajos para reemplazar los tanques de oxígeno.

Las autoridades están manejando la operación con mucha reserva, al punto de que ni siquiera han confirmado la identidad de los cuatro adolescentes que salvaron el domingo.

Algunos padres de los afectados explicaron a la agencia Reuters que tampoco les han informado de quién pudo salir y de momento no tienen permitido ir al hospital.

Los cuatros niños rescatados el domingo se encuentran bien de salud y se mantienen aislados en el hospital para evitar el riesgo de infección.

Más de dos semanas atrapados

Los menores, de entre 11 y 16 años, se internaron en la cueva Tham Luang en Chiang Rai, norte de Tailandia, el pasado día 23 de junio, junto a su joven entrenador.

Las lluvias que cayeron sobre la zona comenzaron a inundar la cueva y les cortaron la salida.

Tras 9 días desaparecidos, dos buzos británicos, que forman parte del equipo internacional de rescate, los encontraron con vida y a salvo en una especie de isla seca, a unos 4 kilómetros de la entrada de las grutas.

El grupo había quedado varado en un punto alto de la cueva y en un primer momento se barajó la posibilidad de esperar a que bajaran las aguas para que pudieran salir por su propio pie, lo que hubiera supuesto meses.

No obstante, las previsiones de lluvias y la caída del nivel de oxígeno dentro de la cueva forzaron el rescate inminente.

Desde que les encontraron, un equipo nacional e internacional estuvo tratando de drenar todo el agua posible y consiguieron acabar con las inundaciones en algunos tramos de la cueva.

Antes de que empezara la primera misión el domingo, el gobierno regional destacó que las condiciones "eran las mejores" y que los niños estaban preparados para el desafío.

Tailandia y otras partes del mundo siguen muy atentas el desarrollo de los acontecimientos y numerosas personas alrededor del mundo han compartido mensajes de apoyo en internet para el valiente equipo de fútbol y su entrenador.

DEJA TU COMENTARIO