El éxodo venezolano hacia países de América puede llegar a 4 millones de personas a finales del año

Actualmente 3 millones de venezolanos han huido de su país

El éxodo de venezolanos al resto de países de América puede llegar a los cuatro millones de personas a fines de este año, advirtió en Lima el director del Programa para la Región Andina, Norteamérica y el Caribe del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Francisco Quintana.

Quintana aseguró que las estimaciones que maneja su institución, en función a los datos recogidos por más de sesenta organizaciones de la sociedad civil, indican que actualmente 3 millones de venezolanos han huido de su país.

"En el último año salieron de Venezuela 1,5 millones de personas. Esto no tiene precedentes en cualquier parte del mundo. En Siria salieron seis millones de personas en un período de cuatro o cinco años. En Myanmar, un millón de rohingyas abandonaron el país, pero en casi diez años", advirtió.

Las cifras estimadas por el Cejil junto a otras organizaciones como el Servicio Jesuita a Refugiados señalan que actualmente hay dos millones de venezolanos en Colombia, medio millón en Perú, otro medio millón en Ecuador, 120.000 en Argentina y unos 30.000 en República Dominicana.

"No sé por qué Brasil sigue manejando cifras de 70.000 personas que no se han movido en tres meses. Es raro", indicó Quintana, quien participa en Lima en la "Conferencia Internacional sobre Trata de personas y otras formas de esclavitud en Latinoamérica", organizada por el Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (Idehpucp).

"Estamos hablando de que el 12 % de la población de Venezuela podría estar fuera del país este año. Con las medidas que ha tomado el presidente Nicolás Maduro, creemos que el flujo de emigrantes va a seguir con el ritmo que hemos visto hasta ahora", agregó.

En ese sentido, el Cejil celebrará el 18 y 19 de septiembre en Washington una reunión de la sociedad civil para establecer un plan de acción para los Estados, los organismos internacionales, el sector privado y académico e incluso las familias, "desde donde se debe erradicar el problema de la xenofobia".

DEJA TU COMENTARIO