EEUU: Arrestan a sospechoso de enviar paquetes de explosivos

Foto cortesía

Las autoridades estadounidenses identificaron como Cesar Sayoc Jr., de 56 años, y residente de Florida, al detenido por el envío de una docena de paquetes bomba a figuras del Partido Demócrata. Para el proceso, se utilizaron muestras de ADN.

Las autoridades incautaron, además, de una camioneta blanca, llena de fotos del presidente Donald Trump e imágenes amenazantes contra personalidades como la ex secretaria de Estado Hillary Clinton o el cineasta Michael Moore.

Sayoc es vecino de la localidad de Aventura, en el estado de Florida y, según su página de Linkedin y sus cuentas en las redes sociales, se dedica a la industria del entretenimiento.

Cesar Sayoc

Se registró para votar por primera vez en Florida el 4 de marzo de 2016 y no hay registro previo a esa fecha, según recoge el diario The Wall Street Journal, que cita fuentes oficiales. El sospechoso se registró como republicano y votó en las primarias presidenciales de ese año y en las elecciones generales, además de sufragar primarias de Florida de 2018.

Los registros judiciales disponibles para el público muestran que Sayoc ya había sido arrestado en Miami en 2002 por una amenaza de bomba, por lo que fue condenado a un año de libertad condicional.

Según su perfil en Facebook, es fanático de Trump ya que publicó varias fotos y videos de sí mismo en los mítines del presidente en 2016. De hecho, en una de las fotos aparece con una gorra con la inscripción "MAGA" (Make America Great Again, el lema del mandatario republicano) frente al Capitolio de los EEUU en 2017.

Los paquetes explosivos fueron enviados a varios políticos de Estados Unidos como:

• El expresidente Barack Obama

• Exsecretaria de estados Hillary Clinton

• Destacadas figuras del Partido Demócrata

• Críticos del actual presidente del país, Donald Trump

Los envíos comenzaron el pasado lunes 22 de octubre, cuando un paquete llegó a la casa de un multimillonario llamado George Soros, siendo este, el único paquete que llegó a su destino, pues los demás fueron interceptados antes de que llegaran a sus destinatarios.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció que esto fue obra de un ataque político, pero señaló a los medios de comunicación como los responsables.

Por su parte, los demócratas reprocharon a Trump por su retórica en sus discursos en contra del partido contrario.