Trump se retracta al decir que tropas abrirían fuego contra migrantes

Donald Trump / Cortesía

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que los inmigrantes que tiren piedras contra los soldados serán arrestados, pero que las tropas no les dispararán.

Trump hizo estas declaraciones a la prensa un día después de sugerir que los militares podrían disparar contra los integrantes de una caravana de inmigrantes si lanzan piedras contra los soldados desplegados en la frontera con México.

“No tendrán que disparar. Lo que no quiero es que esta gente tire piedras”, comentó Trump a los periodistas fuera de la Casa Blanca. “Si nos hacen eso, van a ser arrestados durante un largo tiempo”, agregó.

El mandatario estadounidense ha endurecido su posición sobre la inmigración -específicamente en lo relativo a una caravana de migrantes que está atravesando México huyendo de la violencia y la pobreza en Centroamérica- antes de las elecciones de la próxima semana, en la que los republicanos buscan mantener el control de las dos cámaras del Congreso.

El Pentágono dijo el lunes que había desplegado más de 5.200 soldados en la frontera después de que Trump anunció en Twitter el envío de militares.

Dos días después, el presidente afirmó que Estados Unidos podría enviar hasta 15 mil soldados a la frontera, más de los que hay actualmente en Afganistán.

El jueves, Trump indicó que su gobierno está ultimando un plan que exigirá que los solicitantes de asilo entren al país a través de accesos legales, aunque no quedó claro si tal limitación sería legalmente posible.