Evo Morales afirmó que en Bolivia “hay que organizar milicias armadas como en Venezuela”

El ex presidente, refugiado en Argentina, aseguró que planea entregar armamento a los civiles como hace el dictador chavista Nicolás Maduro con las Milicias Bolivarianas. Los ex mandatarios Jorge “Tuto” Quiroga y Carlos Mesa condenaron sus declaraciones

“Si volviera (a Bolivia), hay que organizar como Venezuela, milicias armadas del pueblo”, aseguró Evo Morales durante un encuentro con militantes del MAS en Buenos Aires. El audio de las polémicas declaraciones fue publicado por la radio Kawsachun Coca del Chapare, que suele transmitir gran parte de sus actividades en Argentina.

En sus dichos, el ex presidente hace referencia a la Milicia Bolivariana, uno de los grupos armados y fuerza de choque de la dictadura venezolana. Maduro las utiliza vigilar edificios públicos, garantizar el control de precios y el racionamiento de productos en los supermercados, y custodiar la entrega de las cajas de alimentos subvencionados.

Morales amplió en Twitter cómo planifica armar a sus seguidores. Según escribió, su idea se basa en la “seguridad” que el movimiento indígena originario campesino “siempre ha tenido”. "En algunas regiones se llamó guardia comunal; en otros tiempos: milicias. Ahora, policía sindical o seguridad sindical. Todo en el marco de nuestros usos y costumbres, y respetando la Constitución”, escribió.

El arco político boliviano condenó enérgicamente las declaraciones de Morales. A través de su cuenta de Twitter, el ex presidente Jorge “Tuto” Quiroga indicó que Morales “siempre defendió su cocaína con violencia, torturando y asesinando erradicadores”.“Llamó en noviembre a estrangular y quemar Bolivia. Ahora, el prófugo cobarde anuncia ataque miliciano. Alberto Fernández protege a un criminal que acabará en La Habana, o la cana”, agregó.

También se pronunció Carlos Mesa, quien compitió en las últimas elecciones contra Morales y denunció al líder del MAS de fraude electoral: “Primero quiso cercar las ciudades y ahora sugiere armar grupos irregulares y violentos para enfrentar a los bolivianos y a las FFAA. Estas amenazas recurrentes muestran las verdaderas intenciones de Evo Morales”.

La activista opositora venezolana Tamara Suju también condenó las intenciones del ex presidente de Bolivia. “Evo Morales, mostrando quién es abiertamente, ya habla de organizar Paramilitares a su regreso. Así, se une al dúo criminal Nicolás Maduro- Daniel Ortega”, rechazó en su cuenta de Twitter.

El ex presidente de Bolivia, que renunció en noviembre pasado luego de que la OEA revelara el fraude en las elecciones del octubre, cumplió este domingo un mes en Buenos Aires, ciudad que, ante la imposibilidad de volver a su país, ha hecho su base de operaciones para las elecciones de mayo, a las que no se puede presentar pero para las que trabaja como jefe de campaña de su partido.

El político aterrizó el 12 de diciembre en la capital argentina, junto a algunos de sus colaboradores, y pidió refugio político tras haber estado un mes asilado en México, adonde había huido cuando dejó la Presidencia presionado por las movilizaciones en su contra.

"Cumplo dos meses lejos de mi Patria querida. Llegamos a México destrozados, sin embargo hoy estamos con fuerza para retornar a #Bolivia. Esa fortaleza viene del pueblo, de la whipala y la pollera. Lucharemos contra el racismo y discriminación, y recuperaremos la democracia", publicó hoy en Twitter Morales.

En Argentina, el Gobierno de Alberto Fernández le otorgó la condición de refugiado por considerarlo un “perseguido” en su país, aunque le pidió no hacer declaraciones políticas.

En Bolivia, la Fiscalía general libró una orden de detención en su contra por delitos de “sedición y terrorismo”. La acusación se basa en un audio en el que supuestamente Morales da órdenes desde México para cercar las ciudades en el país para dejarlas sin alimentos.

EL DISEÑO DE LA CAMPAÑA

De forma reiterada, Morales -que aclara que el Gobierno de Fernández solo le aconsejó no opinar sobre política argentina-, dice que su vida y la de sus seguidores corrían peligro si no renunciaba, acusa a Estados Unidos de estar detrás del "golpe" e insiste en que sigue siendo presidente por no haber aceptado aún su renuncia la Asamblea Nacional.

Además de conceder una entrevista tras otra, el ex mandatario pasa sus días en Buenos Aires reuniéndose con correligionarios que llegan desde Bolivia y configurando la campaña electoral de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), para las elecciones convocadas para el 3 de mayo.

El próximo 19 de enero el MAS decidirá en la capital argentina sus candidatos a presidente y vicepresidente, en una terna en la que suenan nombres como los de los ex cancilleres Diego Pary y David Choquehuanca, el ex ministro de Economía Luis Arce y el joven político Andrónico Rodríguez.

Además, tres días después, por el Día del Estado Plurinacional de Bolivia, Morales encabezará un multitudinario acto en un estadio de la Ciudad de Buenos Aires, que se presume servirá para lanzar oficialmente la campaña.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ