Xi Jinping aseguró a Donald Trump que China es “completamente capaz” de detener la epidemia de coronavirus

En una conversación telefónica, el presidente chino también pidió a Estados Unidos que reaccione “de forma razonable” a la epidemia, que ya causó 636 muertos. El presidente estadounidense “expresó su confianza en la fortaleza y resistencia" del país asiático

El presidente chino, Xi Jinping, aseguró este viernes a su homólogo estadounidense Donald Trump que su país es “completamente capaz” de detener la epidemia de coronavirus, informaron los medios de comunicación públicos.

Afirmó que China libra “una guerra popular” contra la epidemia, con una “movilización nacional” y “medidas de prevención y control muy estrictas”, según declaraciones citadas por la televisión nacional CCTV

Según la agencia de noticias Xinhua, Xi Jinping también pidió a Estados Unidos que reaccione “de forma razonable” a la epidemia, que ha contagiado a más de 31.000 personas, de las cuales 636 han muerto, según un último balance difundido este viernes.

Donald Trump “expresó su confianza en la fortaleza y resistencia de China para enfrentar el desafío del nuevo brote de coronavirus” y ambos líderes “acordaron continuar con una amplia comunicación y cooperación”, afirmó la Casa Blanca

El lunes, el ministerio de Relaciones Exteriores chino acusó a Estados Unidos de “crear y sembrar el pánico” en torno al nuevo coronavirus que apareció en diciembre en el centro de China.

“El gobierno estadounidense fue el primero en evacuar al personal de su consulado en Wuhan (la ciudad más afectada por la epidemia), en sugerir la retirada parcial de su personal de la embajada y en imponer una prohibición de entrada a los viajeros chinos”, recalcó Hua Chunying, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

“No ha parado de crear y propagar el pánico, lo cual es un muy mal ejemplo”, declaró a la prensa.

Estados Unidos prohíbe la entrada a su territorio de todos los extranjeros no residentes que lleguen de China y recomienda a sus ciudadanos que no vayan al país asiático o que se marchen de él si están allí.

China tomó medidas excepcionales el 23 de enero poniendo en cuarentena la ciudad de Wuhan (centro), epicentro del nuevo virus, y sus 11 millones de habitantes.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ