Noticias NicaraguaMigraciónMatrimonio pagó 14,000 mil dólares por falso secuestro de su hijo en México: “Casi nos volvimos locos”

Matrimonio pagó 14,000 mil dólares por falso secuestro de su hijo en México: “Casi nos volvimos locos”

“A mis padres los habían engañado diciéndoles que me tenían secuestrado”, dijo el adolescente tras ser deportado a Nicaragua este jueves
migrantes de nicaragua rescatados en mexico
México rescata a migrantes en Veracruz.
Cortesía

Los padres de Allan Isaac Martínez Muñoz, de 17 años, fueron extorsionados por presuntos secuestradores en México quienes les llamaron cobrándoles 15,000 dólares por el rescate, sin embargo, el adolescente se encontraba en Veracruz bajo la custodia de las autoridades mexicanas quienes estaban agilizando su proceso de deportación a Nicaragua.

Mientras el nicaragüense Allan Isaac se encontraba en el centro de detención migratorio mexicano en Veracruz, sus padres Bertha Muñoz y Donaldo Martínez, originarios de la comunidad El Jocote, Palacagüina, departamento de Madriz, hacían lo imposible para reunir el monto del falso rescate.

Fueron seis días de sufrimiento para los padres de Allan Isaac que empezaron el 15 de diciembre cuando recibieron una llamada de los presuntos secuestradores que no ahorraron alargar su angustia y les enviaron fotografías editadas para aumentar el dolor de Bertha y Donaldo.

Los padres de Allan empeñaron su vivienda y se endeudaron para reunir el dinero ante el temor de que a su hijo le cercenaran un dedo o le cortaran las orejas cumpliendo las amenazas de los supuestos raptores, pero fue hasta este 20 de diciembre que la preocupación llegó a su final con la deportación del adolescente.

El adolescente salió del país el 22 de noviembre rumbo a Estados Unidos, pero fue retenido en Veracruz, México y deportado a Nicaragua.

VER MÁS: Secuestrados en México: “Nos dan solo hoy para conseguir la mitad si no mi hermana muere”

“Por ser menor de edad me negaron un permiso para continuar con la travesía por territorio mexicano y ayer (martes) me mandaron a Managua, sin imaginarme que a mis padres los habían engañado diciéndoles que me tenían secuestrado”, comentó el adolescente a DESPACHO 505.  

Pero fue hasta que el jovencito se reunió con sus padres en Nicaragua que este supo que era el protagonista de un falso secuestro.

 

“Nos dimos cuenta que las fotos estaban alteradas, hasta anoche que mi hijo regresó a la casa y se sorprendió al verlas, porque vestía una ropa que no era suya y salía pelón”, explicó la mamá, “durante estos días casi nos volvimos locos”, agregó.

Los padres de Allan cancelaron 14,000 dólares de los 15,000 solicitados, pero en ningún momento pudieron comunicarse con su hijo, porque tal secuestro era falso.

Los expertos recomiendan pedir pruebas de vida veraces como un video de la persona indicando fecha y hora de grabación para evitar caer en trampas de estafadores.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ