Se cumplen dos años de la destrucción de Radio Darío

Al menos 12 personas hubiesen muerto tras el ataque del comando político que incendió y destruyó las instalaciones de Radio Darío el viernes 20 de abril del año 2018, era solo el inicio de la insurrección cívica en toda Nicaragua.

Esa misma noche un joven fue asesinado en uno de los establecimientos quemados en el centro de León, estudiante de la UNAN, Cristhian Emilio Cadenas, lo conocían por “El Chino”. Aunque las autoridades señalaron que quedó atrapado entre las llamas, un familiar asegura “lo torturaron, no tenía sus manos, pies y sus piezas dentales”. Su cuerpo fue encontrado el 21 de abril.

La destrucción de este medio es un capítulo oscuro en la historia por la defensa de la libertad de expresión en el país, es la sexta ocasión que la empresa radial es destruida, antes, otro comando con la misma dirección política le había atacado en 2009.

Recuerde Leer: Régimen ordena regreso a clases en medio de la pandemia del coronavirus

Tan solo 48 horas después de la destrucción, Radio Darío volvió al aire. El incendio dejó secuelas, físicas y emocionales, un guarda de seguridad con marcas en su cuerpo, dos atacantes muertos y una radio reducida a cenizas.

Este evento era solo el primero de otros ataques políticos por hacer que el medio de comunicación desapareciera.

El 30 de mayo de 2018, mientras grupos parapoliciales asesinaron a manifestantes en la “Madre de todas las Marchas” en la capital, sujetos encapuchados en León encañonaron al guarda de seguridad donde operan los equipos de transmisión de la radio. El ataque solo dejó destrucción parcial de algunos equipos.

Las amenazas, el asedio y la persecución política obligó al director de este medio, Aníbal Toruño, a exiliarse por casi un año en Estados Unidos. A su regreso en 2019 a la ciudad de León, grupos paramilitares ejecutaron un operativo, la radio fue marcada con amenazas, y miembros del sector empresarial nicaragüense que habían venido a León fueron atacados.

Luego en diciembre de 2018, la radio fue allanada de manera ilegal por las autoridades policiales, un grupo de trabajadores fue amenazado de cárcel de continuar trabajando para este medio sus equipo de trabajo les fueron arrebatados, sin que hasta la fecha se los hayan devuelto.

También puedes leer: Departamento de Estado de EE.UU llama al régimen Ortega-Murillo iniciar una transición democrática

El allanamiento provocó que los espacios informativos salieran de aire, fue hasta junio de 2019 que los noticieros regresaron con la excarcelación de un grupo mayor de presos políticos.

En enero del año pasado el periodista de Radio Darío, Leo Cárcamo Herrera, fue arrestado, golpeado y amenazado en la estación policial de la ciudad de León, horas después fue liberado.

A través de un mensaje compartido por Monseñor Silvio Báez, desde el exterior, señaló; “La destrucción de Radio Darío, es fruto de un régimen que no respeta la verdad”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ