Despacho 505: Ortega quiere crear una calamidad por Covid-19 para pedir suspensión de sanciones

Ortega pretender generar un estado de calamidad, para erigirse como el gran salvador de Nicaragua, asegura el analista político Eliseo Núñez.
Tomada de El 19 Digital

El exdiputado y dirigente opositor, Eliseo Núñez Morales, dijo que el presidente Daniel Ortega apuesta a una terrible crisis sanitaria en Nicaragua por la pandemia, para lograr que la comunidad internacional le suspenda las sanciones “y tenga que venir a auxiliar la economía nicaragüense y evitar más muertes y con eso agarraría un auge que le permitiría borrar el recuerdo de abril”.

Agregó que ante una crisis de esa magnitud, Ortega saldría como el gran salvador, porque en situaciones de pobreza generalizada y de calamidad, la gente empieza a depender más del Estado, aunque aclara, que sería algo temporal, porque a estas alturas, Daniel Ortega “es un hombre mayor de 70 años, porque al final del día, él juega a un corto plazo, y no a largo plazo”.

Leer más: Casi 30 trabajadores de la salud y familiares enfermos con covid-19, según fuentes extraoficiales, Managua y Chinandega con reportes escalofriantes

Para Núñez Morales ese “juego” le dará al dictador Ortega, uno o dos años que le permitirá llegar al momento electoral con una aparente tranquilidad económica o una aparente tranquilidad política que dependería de los estragos de la pandemia.

“Paradójicamente él necesita muchos muertos, mucha gente con problemas económicos para poder aliviar esos sufrimientos desde el Estado”, añadió el exdirigente político.

SOBRE LAS REFORMAS ELECTORALES

Cuando se habla de reformas electorales, Eliseo Núñez es optimista y considera que hay suficiente tiempo para que el próximo año se realice en Nicaragua un proceso electoral libre y transparente. Su as de bajo de la manga es hacer una reforma electoral por la vía administrativa, si no se pudiera mediante la Asamblea Nacional.

Sin embargo, el plazo para unas posibles reformas está llegando al punto límite, entre enero y febrero del próximo año, por lo Núñez considera que “pudiera echar a andar un proceso electoral solamente con reformas administrativa”.

Leer más: Corazón, cerebro, riñones, sistema inmunológico: todo lo que no sabemos sobre el daño que produce el coronavirus más allá de los pulmones

¿En qué consiste una reforma administrativa y qué alcance tendría?

“El Consejo Supremo Electoral (CSE) está facultado para hacer los reglamentos sobre los procesos electorales, porque casi no hay procedimientos incorporados en la Ley Electoral, a excepción del tema de los fiscales de mesa y los fiscales de cómputo, en todo lo demás lo puede hacer el CSE mediante resolución, lo cual es vía administrativa, entonces quiere decir que no se necesitaría ir a la Asamblea Nacional. Se necesitaría del Poder Legislativo si se quiere legitimar y dejar escrito en piedra lo que se haga por la vía administrativa, pero, aun así, hay un Parlamento Nacional sandinista con más 70 diputados solo de ellos”, asegura el exdiputado.

Por tanto, Núñez asegura que por la vía legal todavía hay tiempo para realizar todos los ajustes que permitan unas elecciones libres, transparentes, competitivas y auditables.

El exdiputado liberal, manifiesta que la reforma electorales o las condiciones electorales “tienen dos momentos: el primero es cuando se hacen las elecciones que perfectamente se pueden hacer sin reformas, solo tomando decisiones correctas en la vía administrativa en el CSE y administrando bien el proceso, pero esto implica también antes de esto, elegir los magistrados del Poder Electoral que sean de confianza; y la segunda parte sería, que una vez realizado este proceso electoral bajo las citadas condiciones, la Asamblea Nacional, con nuevos diputados haga las reformas para el que el CSE, no tenga tanto poder discrecional”.

Leer más: Hijo de taxista muerto en Chinandega habla con 100% Noticias y dice que su papá murió por covid-19

ORGANIZACIONES SON INDISPENSABLES

Sobre el tema de la unidad opositora, el dirigente de la Coalición Nacional asegura que avanza bien, “lo que pasa es que sin elecciones en frente, porque no hay lecciones, si no hay reformas, por lo tanto, el tema de una coalición electoral se vuelve relativamente lento”.

Agregó que para la creación de una coalición opositora, todas las organizaciones políticas son indispensables. “Es decir, no podés pagar el costo de quitar a uno para poner a otro, el problema en esto no es quien se debe de ir, sino cuántos tenemos que sumarnos y esa es la verdad sobre lo que está pasando”.

Núñez asegura que el escenario político es complejo, porque “si Ortega sigue en el poder, muchos no vamos a poder seguir viviendo en este país o muchos seremos presos o muchos seremos muertos”.

Con información https://www.despacho505.com/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ