Dictador Daniel Ortega tilda de "terrorista" a EE.UU y pide otra vez le suspendan sanciones individuales a su familia y círculos cercano

El dictador de Nicaragua Daniel Ortega apareció este lunes, sorpresivamente en la Cumbre virtual de Movimiento de países no alineados, donde atacó nuevamente a Estados Unidos y pidió a la vez la suspensión de sanciones individuales contra tres miembros de su famillia y círculo cercano, mas el levantamiento de sanciones al régimen cubano y venezolano.

"Y enfrentamos la pandemia de la violación de los derechos humanos de los pueblos y menciono aquí a Cuba, donde en lugar de suspenderse las sanciones, se recrudecen en medio de la pandemia del covid, y se alientan acciones actos que son verdadero terrorismo de Estado. Los más grandes terroristas del mundo son los Estados Unidos con sus politicas militares economicas, lo que llaman sanciones que son mas agresiones porque, naciones unidas no ha aprobado sanciones a Cuba" dijo Ortega quien es señalado de cometer "crímenes de lesa humanidad" en contra del pueblo de Nicaragua durante la represión del año 2018 que dejó más de 328 muertos, más de 2 mil heridos, más de 100 mil exiliados, confiscación de medios de comunicación, encarcelamiento de periodistas y ciudadanos manifestantes. Actualmente en las cárceles de Nicaragua hay más de 70 presos políticos que el régimen sandinista se niega a liberar.

Lea Además: 21 mujeres nicaragüenses víctimas de femicidio, 3 de ellas en el exterior 

Ortega llamó a los miembros de países "no alineados" a unirse y "de esa manera influir para que se pueda cambiar el modelo que se ha impuesto sobre el planeta y que tiene sufriendo la violacion de los derechos humanos, a millones de seres humanos" señaló el dictador en Nicaragua quien mantiene un estado policial y de persecución contra opositores. 

"Que se suspendan esas agresiones, que llaman sanciones, que se respeten los principios de naciones unidas, y eso sería mas que suficiente para que el mundo comenzara a cambiar, y estariamos en mejores condiciones para asumir los retos que tiene la humanidad para alcanzar la paz y la justicia para los pueblos de los planetas" fue el reiterativo llamado de Ortega, cuya esposa y vicepresidenta Rosario Murillo fue sancionada por violación de derechos humanos y sus hijos Rafael y Laureano Ortega Murillo por corrupción, según el departamento del tesoro de los Estados Unidos. 

Nuevamente el dictador se mostró solidario con Nicolás Maduro, presidente en disputa de Venezuela y buscado por Estados Unidos por ser el "líder del cartel de los soles" y que fue acusado en por el departamento de justicia en cortes estadounidenses.

Recuerde Leer: Oscar René Vargas: ¿Una implosión social será el final del régimen Ortega-Murillo?

El departamento de Estado de EE.UU ofreció una recompensa para dar con el paradero de Maduro y según Ortega la recompensa de 15 millones de dólares  "por la cabeza del presidente Nicoláss Maduro...eso es máss criminal porque es llamar y estar pagando para que se asesinen a un jefe de Estado" dijo el líder del partido sandinista, quien rechazó la acción del presidente Donald Trump por desplazar a buques estadounidenses en aguas internacionales para frenar el tráfico de drogas. 

Para el analista José Pallais, el dictador está más preocupado por el levantamiento de las sanciones individuales que en brindar una respuesta contundente ante la pandemia del coronavirus en el país. “Ortega habla de levantar sanciones contra Cuba, Venezuela y lógicamente las acciones individuales contra los violadores de derechos humanos en Nicaragua, lo único que les duele son las afectaciones a sus negocios, se atreve a criticar a los capitalistas y los empresarios, cuando los más grandes capitalistas son ellos, él y los miembros de su familia que han acumulado grandes empresas, grandes negocios que están explotando el país” señaló.  

Lea También: Dora María Téllez: “Ortega ha engañado a sus partidarios”

Roberto Samcam, Mayor en retiro del Ejército de Nicaragua manifestó que el monólogo de Ortega “no hace más que confirmar que en Nicaragua existe una acefalía en el poder. No gobierna nadie, no hay ideas, no hay propuestas, el pueblo está por su propia cuenta. Quienes están a cargo de administrar el país viven ausentes, no saben qué hacer con una crisis que puede fracturar más el tejido social, ya que prácticamente es una continuidad de la crisis de abril” opinó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ