Amilcar o Celia Cruz víctima de golpes y amenazas de muerte dentro del penal

La presa política Celia Cruz, de Ometepe es víctima malos tratos por su doble condición de perseguida política y mujer trans encerrada en una cárcel de hombres los custodios del penal incentivan la hostilidad de otros internos contra Celia.

Según han informado que Celia ha sido víctima de golpes, amenazas de muerte con puñal en mano, la insultan constantemente por su identidad de género y no hay intervención de las autoridades para protegerla.  

Lea Más: Piden liberación e indemnización para Wilfredo Brenes y 15 aguadores más, por detención arbitraria resolvió ONU

Esta denuncia fue hecha por la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras). Celia Cruz, reconocida opositora de Esquipulas, Moyogalpa (Isla de Ometepe) fue detenida por segunda vez el 21 de abril de este año.

La detención de Celia Cruz fue ilegal puesto que esta recibió una cita de la Policía con la excusa de que mediaría para la liberación de otros jóvenes que habían sido detenidos por conmemorar el segundo aniversario de la Rebelión de Abril y cuando se presentó fue trasladada a Managua. 

ambién Puede Leer: Estado de Nicaragua debe indemnizar a Miguel Mora y Lucía Pineda, concluye Grupo de Trabajo sobre Detenciones arbitrarias de Naciones Unidas
 
De igual manera los familiares de Celia han reportado que un preso con el que compartía celda la agredió luego de verla socializar con otros internos. El hombre la insultó y luego la golpeó en la cara. El 15 de julio una de las abogadas defensoras de Celia denunció que el interno Erickson Castillo robó y amenazó de muerte al preso político Edwin Mora y que cuando Celia intervino para defender a su compañero agredido, Castillo sacó un puñal y amenazó con matarlos a ambos.  

Lea Además; CIDH urge al Estado de Nicaragua investigar asesinato de ciudadano asesinado por gritar "Viva Nicaragua Libre"

Por su parte la Organización defensora de derechos de las mujeres expresó, “Desde la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos denunciamos estos hechos y le recordamos al Estado nicaragüense que es responsable de la vida y la integridad física, moral y psicológica de Celia Cruz, así como de garantizar el pleno respeto a su identidad sexual y de género”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ