Daniel Ortega entre los regímenes que criminalizan la libertad de expresión

Tomada de El 19 Digital

La pandemia del COVID-19 sirve de “excusa” para que algunos gobiernos en América Latina cercenen la libertad de expresión a los periodistas y medios de comunicación, informó el centro de estudios The Dialogue en Washington, Estados Unidos.

El informe titulado “COVID-19 y la Libertad de Expresión en las Américas” revela que algunos gobiernos en las Américas dieron pasos para criminalizar la libertad de expresión, restringir el acceso a información pública o difundir desinformación relacionada con la pandemia.

Entre las alertas que identifica el informe están: una mayor presión a periodistas y medios de comunicación, límites al acceso a la información y campañas de desinformación online, las cuales son promovidas por funcionarios públicos.

Estados Unidos, Guatemala y Nicaragua se encuentran en la primera tendencia por haber "estigmatizado" a la prensa por su cobertura de la crisis sanitaria.

“El presidente estadounidense Donald Trump atacó a los medios a finales de marzo durante una conferencia de prensa, llamándolos deshonestos por su cobertura de su manejo de la crisis y declarando que los periodistas «verdaderamente dañan a nuestro país»”, reza el informe.

En Guatemala, el informe destaca las declaraciones del presidente Alejandro Giammattei, quien manifestó “Desearía poner a la prensa en cuarentena, pero no puedo”.

Leer más: Daniel Ortega en acto del 41 aniversario del Ejército de Nicaragua

Mientras en Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega “acusó a los medios de difundir noticias falsas sobre el ocultamiento de las cifras de COVID-19 por parte del gobierno”.

El documento señala que otras Administraciones han limitado el acceso a la información relacionada con el impacto de la pandemia, lo que supone una violación "activa y pasiva" de sus obligaciones.

“Esto incluye su deber de informar de manera activa sobre el impacto de la pandemia, el gasto en emergencias, y el priorizar solicitudes de información relacionadas con la crisis de sanidad pública", destacaba el comunicado, que también hace referencia a las "restricciones arbitrarias” sufridas por algunos periodistas.

Respecto a las campañas de desinformación, en algunos casos, las promueven los "funcionarios públicos". 

Leer más: Fidel Dominguez, verdugo de leoneses será ascendido a comisionado general

“Trump ha promovido tratamientos falsos para la COVID-19, y sugerido que los desinfectantes y la luz ultravioleta pueden ser posibles curas”, reza el informe. En el caso de Nicaragua, el documento critica "campañas de desinformación para minimizar la amenaza" de la pandemia y cita específicamente la organización de eventos masivos como el desfile 'Amor en Tiempos de Covid-19'.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ