Restricciones del régimen en Nicaragua dificultan reanudación de vuelos

La llegada a Nicaragua del primer vuelo comercial de la aerolínea TACA, propiedad de la colombiana Avianca, proveniente de San Salvador, el 19 de septiembre, marcó el lento reinicio de la reapertura del transporte aéreo internacional en el país, suspendido a finales de marzo como parte de las medidas para frenar la expansión de la epidemia del COVID-19.

Sin embargo, la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua expresó su preocupación ante las medidas gubernamentales impuestas a las aerolíneas debido a que, a su juicio, impiden el retorno de los vuelos internacionales a un país que sufre una crisis económica desde 2018.

La presidenta de este organismo, Lucy Valenti, indicó que hasta ahora solamente Avianca ha renovado sus vuelos a Nicaragua, sin embargo, ha reportado serios incidentes con pasajeros que no logran cumplir los protocolos sanitarios impuestos por el gobierno de Daniel Ortega.

PUEDE LEER: Contagios por Covid-19 y la crisis del agua en Nueva Segovia

“Lo que nosotros hemos venido diciendo es que si no flexibilizan esas medidas va a ser muy difícil que las líneas aéreas empiecen a volar. Lo que está pasando con Avianca es que están quedándose un montón de pasajeros sin poder montarse en los vuelos, por el problema de la prueba”, dijo Valenti.

Las trabas empiezan porque es complicado para la aerolínea hacerse cargo de recibir los resultados de los test para enviarlos al gobierno, ya que no es una función propia de atención al cliente, e incluso significa más personal, añadió Valenti.

Actualmente Nicaragua exige a las aerolíneas que presenten un protocolo sanitario para enfrentar el COVID-19 con al menos 72 horas antes de hacer la operación, más un certificado de fumigación y la lista “detallada de pasajeros ingresando y saliendo, con copia de sus pasaportes”.

También se exige las especificaciones y limitaciones de operación de la compañía y el certificado médico de los tripulantes.

SIGA LEYENDOObservatorio Ciudadano COVID-19 acumula 10.513 casos en Nicaragua

En un comunicado reciente, la Asociación de Líneas Aéreas de Nicaragua recordó que “si bien el gobierno nacional ha demostrado disposición de trabajar con la industria para lograr la reanudación de las operaciones aéreas, es importante que los protocolos de bioseguridad desarrollados localmente adopten los estándares internacionales”.

José Adán Aguerrí, exmiembro de la junta directiva de la Empresa Administradora de Aerolíneas Internacionales comentó que “es más difícil el control de una tripulación de una línea aérea americana que cumpla con esas exigencias que para una línea que tiene su origen en un país de la propia región centroamericana.

“Va a ser mucho más difícil para las líneas aéreas que vienen con tripulaciones que no provienen de Centroamérica”, señaló.

La Voz de América intentó infructuosamente comunicarse con autoridades del Aeropuerto Internacional de Nicaragua y se negaron a brindar información sobre sus operaciones.

En tanto la crisis sociopolítica, la pandemia y la falta de una plena reactivación de las operaciones aéreas deja al sector del turismo y la hotelería con un panorama “negativo, bastante negro”, según empresarios del sector. 

En 2019 el turismo dejó 430 millones de dólares en Nicaragua, una cantidad inferior a los 544.4 millones de dólares de 2018, que a su vez bajó en más de un tercio con respecto a los 840.5 millones de dólares percibidos en 2017, según las cifras oficiales.

El Banco Central de Nicaragua espera una caída del -4 % a -4,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) previó un -5,9 %, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) un -6 %.

 

 

 

 

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ