Báez: "Insensatez vivir solo buscando nuestros propios intereses, ignorando las necesidades de los demás”

AFP

Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua llamó a la feligresía a ser como las cinco vírgenes prudentes que estaban preparadas para el encuentro con el esposo (Dios) y practicar las virtudes de estas mujeres que tenían aceite en sus lámparas y evitar ser “necios e insensatos”. 

“Cuando nos tomamos en serio el evangelio, lo escuchamos y lo ponemos en práctica, somos como el hombre sabio que construyó su casa sobre roca o como las muchachas prudentes y sabias que tenían aceite en sus lámparas. Cuando no nos tomamos en serio el evangelio y nos conformamos con vivir de cualquier manera, llenos de egoísmo y mediocridad, somos como las muchachas imprudentes y necias. Es una insensatez vivir solo buscando nuestros propios intereses, ignorando las necesidades de los demás. Es una insensatez creer que basta la lámpara de la fe sin el aceite de la caridad, la justicia y la solidaridad. Nos quedaremos sin aceite”, expresó Báez.

Según Monseñor, es un compromiso personal tener “aceite” en la lámpara, el cual no puede ser transferido “cada uno debe vivir la propia fe y expresarla con su conducta. No le puedo decir a alguien: ¿me puedes regalar unas tres libras de tu capacidad de perdonar?, es que yo no logro hacerlo; tampoco podemos decir: ¿me puedes dejar prestados unos diez litros de tu espíritu de servicio?, es que yo por más que me esfuerzo no puedo. No es posible”.

LEER MÁS: Observatorio Ciudadano advierte incremento de enfermedades respiratorias y COVID-19 por lluvias en Nicaragua

SEGUIR LEYENDO: Dictadores de Nicaragua y Venezuela felicitaron al presidente electo de Estados Unidos Joe Biden

El obispo, llamó a los creyentes a tener una vida “encendida” y “preparada” para el encuentro con Dios al final de la vida “No hay que suprimir de nuestra existencia el horizonte de la vida eterna, engañándonos ingenuamente sobre la caducidad y los límites de esta vida. Tener aceite en la lámpara es no contentarnos con vivir de cualquier manera y no perder nunca el anhelo de vida eterna. Tener aceite en la lámpara es no dejar de buscar, de creer y de confiar. Tener aceite en la lámpara es creer que lo mejor está siempre por llegar y que en lo más oscuro de cada noche nos espera un rostro sonriente y un abrazo amoroso”, manifestó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ