Demócratas mantendrán como prioridad la demanda de elecciones libres y justas en Nicaragua

Los ex líderes demócratas de la Cámara de Representantes David E. Bonior y Michael D. Barnes emitieron un pronunciamiento en el que señalan que se debe presionar al régimen de Daniel Ortega para poner fin a la represión política, abusos de derechos humanos; negociar reformas que posibiliten elecciones libres y justas en Nicaragua.

Según los ex congresistas, Estados Unidos debe usar la diplomacia con los aliados en el hemisferio para dirigir sanciones que apoyen estos objetivos.

“Tenemos confianza en que el gobierno de Biden presionará para que se lleven a cabo elecciones supervisadas, libres y justas en Nicaragua, y que se respeten los derechos humanos”, manifestó David Bonior, entonces líder del partido mayoritario en la Cámara de Representantes.

LEER MÁS: Daniel Ortega dice que no quiere “sobras”, pide ayuda para enfrentar covid-19

Para los ex congresistas, en los últimos dos años y medio surgió un consenso bipartidista en ambas cámaras del Congreso de EE.UU para negociar reformas electorales que posibiliten elecciones libres y justas, dicha visión fue respaldada en septiembre de 2018 por el Congressional Progressive Caucus, un grupo de los miembros más liberales de la Cámara de Representantes. 

El pronunciamiento completo:

En los años 80, miembros demócratas del Congreso de los EE.UU. apoyaron el camino democratico a la paz en Nicaragua: la negociación de un fin al conflicto, elecciones libres y justas, respeto por los derechos humanos, libertad de prensa, y soluciones no-militares. Nosotros lideramos estos esfuerzos en la Cámara de Representantes. 

 

Hoy, Nicaragua se encuentra en una encrucijada otra vez. El gobierno de Ortega continúa negándose a tomar pasos hacia las elecciones libres y justas de Noviembre del 2021. Las violaciones sistemáticas de los derechos humanos por el gobierno han sido documentadas ampliamente por organizaciones internacionales respetadas, y miles de nicaragüenses han huido como refugiados y han sido exiliados. El 21 de Octubre la Asamblea General de la OEA adoptó una resolución pidiendo elecciones libres y justas en Nicaragua. 

Nosotros respaldamos las resoluciones bipartidistas aprobadas por el Senado y la Cámara de Representantes de los EE.UU. en apoyo a la democracia en Nicaragua. Tenemos confianza que el gobierno de Biden presionará para que las elecciones en Nicaragua sean monitoreadas internacionalmente, libres y justas, y respetando los derechos humanos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ