Confesión criminal de Bayardo Arce aplicaron "inmunidad de rebaño" con pandemia en Nicaragua

El asesor económico presidencial, Bayardo Arce confirmó que el régimen de Daniel Ortega apostó por la “inmunidad de rebaño” para enfrentar la pandemia del COVID-19 en el país. Para el epidemiólogo Álvaro Ramirez, las declaraciones de Arce reflejan un manejo “intencionalmente criminal” que atenta contra la salud pública de los nicaragüenses.

“En cierta medida se usó el modelo sueco, la realidad nos obligaba a eso. No nos quedaba más que combinar el esfuerzo del Ministerio de Salud, la creatividad del Minsa, con que eso pudiera dar un resultado de la teoría del rebaño”, afirmó Arce en una entrevista al periodista Jimmy Romero de VOS TV.

Al respecto, el epidemiólogo Álvaro Ramirez, señaló que las declaraciones de Arce confirman su denuncia “el régimen había optado por la inmunidad de rebaño, exponiendo la salud de la población y aumentando el riesgo de mortalidad”.

Según Ramirez, la “inmunidad de rebaño” no tuvo éxito en Suecia y menos en Nicaragua, con la diferencia que el régimen Ortega-Murillo aprovechó esa medida para disminuir las cifras de contagios y muertes en el país. 

“El rey Juan Carlos ha confirmado que fue un error, Suecia es el país de Europa con la tasa de mortalidad más alta del continente europeo. La inmunidad de rebaño no tuvo ningún éxito en Suecia y no ha tenido éxito en Nicaragua, excepto que le ha permitido al gobierno esconder los datos y que la mortalidad se diluya en todo el territorio nacional”, señaló.

LEER MÁS: Human Rights Watch advierte que nueva ley en Nicaragua amenaza elecciones libres y justas

En la entrevista, el asesor económico también expresó que cerraron los hospitales para que la gente se atendiera en sus casas, esto en el pico más alto de contagio del COVID-19 en el país.

“La creatividad del Minsa fue no dejar a todo el mundo en hospitales que es mas fuente de contagio y atender a la gente en sus hogares,  eso podría dar el resultado de la teoría del rebaño que a la larga es a la que apostas, cuando vos decis que vas a vacunar 80, 85% eso es teoría del rebaño porque no vas a vacunar al 100% de la población” expresó Arce.

Para el epidemiólogo, la estrategia de cerrar los hospitales en los hospitales no sólo fue para disminuir la fuente de contagio, sino porque los centros hospitalarios no estaban preparados para enfrentar el COVID-19.

“No estaban preparados para enfrentar la pandemia, no tenían las condiciones de aislamiento apropiado y obviamente ahí era donde se concentraba el mayor número de contaminación sino que para disminuir los números, los entierros express y enviaron a la gente a su casa, esa estrategia la empezaron aplicar a finales de mayo principios de junio, incluso cerraron el Hospital Roberto Calderón y dejaron solamente el Fernando Velez Paiz y Alemán Nicaragüense  como lugar de COVID-19. En lugar de tener la mortalidad concentrada en hospitales se diluyó entre las comunidades y dio la apariencia que el coronavirus estaba controlado”, dijo Ramirez en 100%Noticias.

El experto denunció el manejo “criminal e irresponsable” de la información que atentó contra la salud pública de los nicaragüenses.

“El manejo de la información ha sido un manejo intencionalmente criminal irresponsable en términos de no proporcionar los datos apropiados para que la población se proteja y que se eviten la mayor propagación, todo esto abonado a la falta de información internacional, a la falta de una estrategia clara de prevención de la transmisión comunitaria y confirma que el gobierno ha actuado con alevosía y ventaja en contra de la salud pública del pueblo nicaragüense” señaló Ramirez. 

LEER MÁS: UCA denuncia "represalias" del régimen de Daniel Ortega por reducción de su presupuesto

Entre enero y agosto de 2020, el Ministerio de Salud de Nicaragua ha reportado 10.722 muertes a causa de neumonía, diabetes, hipertensión e infarto, que corresponden a más de 6.000 decesos en comparación con el promedio de muertes registradas por estas causas entre 2017 y 2019.

Un análisis realizado por CONFIDENCIAL, a partir de las estadísticas oficiales de decesos publicadas por el Minsa, concluyó que esta sobremortalidad correspondería a muertes por COVID-19 que el régimen oculta y justifica como “comorbilidad”.

El análisis, basado en los datos publicados en el Mapa de la Salud del Minsa, revela que el promedio de muertes por día a causa de estos padecimientos a nivel nacional pasó de 19 personas entre 2017 y 2019, a 44 personas en solamente los primeros ocho meses de 2020.

Reformas al INSS en el 2022

Respecto a la seguridad social, el asesor económico Bayardo Arce señaló que la Ley del seguro social requiere una reforma, pero se realizaría en el 2022, para evitar “manipulación” en un año electoral.

 “Necesitamos asegurar las pensiones a los asegurados, asegurar los servicios médicos (...) es un reto mundial obviamente aquí se tendrá que volver a poner en la palestra, si no este año en el 2022. No se puede tener un plan de beneficio social sin suficiente empleo y cotizantes para mantenerlos, eso es un reto mundial, no creo que sea un año propicio (2021) para hacer reformas a la ley de Seguridad Social, es un año de elecciones, de manipulaciones políticas, no le conviene al país, acordate que aquí con el cuento que estábamos haciendo un ajuste de la Seguridad Social se desató toda la violencia en el país”, manifestó Arce.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ