Naciones Unidas considera "deficiente" la respuesta de Daniel Ortega a crisis política en Nicaragua

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, calificó al régimen de Daniel Ortega como “deficiente” en su respuesta ante la crisis socio política que se vive en Nicaragua desde 2018, pese a una seria de 14 recomendaciones emitidas por la OACNDH destaca en un informe publicado este lunes.

De igual manera advierte que en Nicaragua se siguen cometiendo violaciones a las libertades civiles, incluyendo arrestos y detenciones arbitrarios de personas percibidas como opositoras al Gobierno y limitaciones en el ejercicio de las libertades de reunión pacífica, expresión y asociación.

Lea Además: Nicaragua: Crece expectativa sobre nueva política de Washington hacia Managua

En su informe de 2018 sobre la situación de Nicaragua la Oficina de la acuso al régimen de Daniel Ortega de cometer violaciones generalizadas de los derechos humanos, incluyendo arrestos arbitrarios de manifestantes por parte de las huestes armadas bajo órdenes de Ortega. Alguna de estas personas detenidas de forma arbitraría fueron luego violadas y torturadas bajo custodia. El documento alertaba, además, del uso desproporcionado de la fuerza y de ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía, desapariciones, detenciones arbitrarias generalizadas e instancias de tortura y violencia sexual en centros de detención. 

De acuerdo con este informe, la Oficina ha observado que el Gobierno ha implementado pocas medidas sin mostrar, lamentablemente, avances notables hasta el momento”, advierte el organismo. Además, señala que el régimen solo ha “cumplido parcialmente” con poner fin a las detenciones y liberar a todas las personas “privadas arbitrariamente de libertad” en el contexto de las protestas o por manifestar opiniones críticas con el régimen.

Además, explica que “los arrestos y detenciones arbitrarios de personas percibidas como opositoras al gobierno continuaron. Actualmente, el patrón principal consiste en breves detenciones policiales, tras las cuales las personas detenidas son puestas en libertad dentro de las 24 horas siguientes sin ser presentados a las autoridades judiciales” destaca el informe.

LEER MÁS: Sergio Beteta protestó con bandera nacional y lo acusan por tráfico droga

De igual manera está documentado por la OACNDH que “desde el 1 de agosto de 2019, la OACNUDH documentó 83 casos de ataques, amenazas, acoso y actos de intimidación por parte de agentes de policía y elementos progubernamentales contra defensores y defensoras de derechos humanos, así como contra dirigentes sociales, trabajadores y trabajadoras de la salud y la educación, abogados y abogadas, familiares de exdetenidos, miembros del clero católico y feligreses, entre otros. Además, registró 30 casos en los que las víctimas fueron periodistas o trabajadores y trabajadoras de los medios.

                                                           

En las conclusiones del informe, la OACNUDH solicita al Gobierno que autorice la entrada al país de una misión del organismo, una solicitud hecha desde septiembre de 2020, antes de la presentación de un nuevo informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. “Ello permitiría realizar una evaluación más profunda de los progresos y los desafíos relativos a la situación de los derechos humanos en Nicaragua”, concluye la OACNUDH.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ