Comité de Cruz Roja Internacional aclara que se reúnen indistintamente con las autoridades y familiares de presos políticos

Las organización de Víctimas de Abril, Unión de Presas y Presos Políticos y organización de Ex Presos Políticos de Nicaragua criticaron la credibilidad del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que realizó una visita a los centros penitenciarios, pero que supuestamente no se reunieron con los familiares de los reos políticos. CICR aseguró que se reúnen indistintamente con las autoridades y con los familiares de las personas privadas de libertad.

¿Es posible que un organismo internacional de tan alta credibilidad humanitaria e imparcial permita ser utilizada por una dictadura criminal para encubrir los altísimos niveles de violación a la integridad física, la vida, y los derechos humanos que existen en Nicaragua?, preguntaron las organizaciones a CICR.

En una nota de prensa, CICR señaló que son una organización humanitaria neutral, imparcial e independiente “funcionarios de esta institución se reúnen indistintamente con las autoridades y con los familiares de las personas privadas de libertad”, indican.

LEER MÁS: Testigos incongruentes en juicio del preso político Ernesto Gutiérrez "Tikay" de Masaya

Además, la organización explicó que los funcionarios del CICR en cada país mantienen contacto permanente con los beneficiarios de la acción humanitaria, incluyendo las familias de las personas privadas de libertad “Esta es una tarea constante que realizamos sin discriminación ni distinción”.

Los familiares de presos políticos señalaron que supuestamente CICR no verificó las condiciones carcelarias en las que se encuentran los más de 120 privados de libertad por oponerse a la dictadura y en particular a los que se encuentran aislados en las celdas de máxima seguridad conocidas como la 300 o el Infiernillo.

SEGUIR LEYENDO: Dictadura convierte al abogado opositor Manuel Urbina Lara en reo político

Al respecto, CICR manifestó que no se pronuncia de manera pública sobre los hallazgos de las visitas a las personas privadas de libertad ni en Nicaragua ni en ningún otro de los 80 países donde visita lugares de detención.

“Privilegiamos el diálogo confidencial con las autoridades para así poder discutir de manera directa los problemas y las necesidades humanitarias con quienes pueden mejorar la situación. Esta labor confidencial no implica, sin embargo, que estemos callados: las observaciones y recomendaciones a las que haya lugar son transmitidas a las autoridades competentes en el marco de nuestro diálogo bilateral”, señalan.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ