Monseñor Báez: "los esfuerzos por lograr un cambio parecen inútiles", hay que subir al monta de la fe

En su homilía de este domingo Monseñor Silvio Báez alentó a mantener la fe en medio de situaciones que parecen no tienen solución. Así mismo llamó a dejar intereses personales e ideológicos. Actualmente en Nicaragua los bloques de oposición Coalición Nacional y Alianza Ciudadana no han logrado dialogar para la unidad que demanda la población y los presos políticos.

“No es sano vivir solo en la planicie, condicionados por las urgencias de cada día y llenos de miedo por los retos de la realidad. Hace falta tomar distancia de los pantanos del fracaso y la desesperanza. Es necesario elevarnos sobre la llanura de los propios intereses personales o ideológicos que nos hacen egoístas y rígidos. ¡Qué pedagogía más sabia la de Jesús cuando decide llevar a sus discípulos a un monte alto! Es necesario liberarnos de una vida rastrera y de una visión miope. Hay que subir al monte de los grandes valores humanos y de la ética, al monte de la fe, de la contemplación y de la adoración” manifestó Báez.

Lea Además: Monseñor Silvio Báez: discursos de odio nacen de la ambición del poder, urgen líderes que hablen con la verdad

De igual manera el religioso destacó que “a veces atravesamos situaciones dolorosas y momentos oscuros que nos agobian y parecen no tener solución. En el camino de la fe muchas veces sentimos que nos faltan las fuerzas, que las exigencias del amor nos sobrepasan y que hasta Dios parece callar. 

                                                               

La irracionalidad, la injusticia y la violencia se imponen en la sociedad y todos los esfuerzos por lograr un cambio parecen inútiles. Nos asustamos ante una enfermedad inesperada y ante la soledad de la muerte. Es entonces cuando anhelamos una luz que nos permita tener una mirada nueva y nos ayude a ver la vida y la historia desde otra perspectiva” dijo Monseñor en su homilía.

No Olvide Leer: Monseñor Silvio Báez señaló que los “actos de terror” no intimidan a la iglesia en Nicaragua

Asimismo, destacó que la Iglesia es iluminada en el monte para ser luz en medio del mundo, “una Iglesia aislada de los problemas reales de la gente, centrada en sí misma y recelosa de ensuciarse sus pies en la historia, no es la Iglesia de Jesús. Una Iglesia que calla cuando debe hablar, que se repliega cuando debe intervenir, que prefiere la diplomacia a la profecía, no es la Iglesia de Jesús. Es inútil que la Iglesia suba al monte de la gloria si luego no se agacha para sanar las heridas de la gente en la llanura. La Iglesia sube al monte de la adoración para bajar transfigurada e iluminar con la luz de Jesús las oscuridades del mundo” agregó el obispo auxiliar de Managua.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ