Preso político trabajó como Maestro de obras en casas para le pueblo, régimen le receta 16 años de cárcel

William Caldera Navarrete, preso político de la dictadura de Daniel Ortega, tiene 7 meses de permanecer preso en las celdas del Sistema Penitenciario de Tipitapa. Él fue acusado de los supuestos delitos de tenencia ilegal de arma, fabricación de bombas industriales y tráfico de drogas, además de acusarlo de sembrar el terror en las calles de Masaya y de querer destruir la alcaldía del mismo departamento, y fue sentenciado a 16 años de prisión. Caldera quien era uno de los constructores de las casas para el pueblo, jamás pensó quedar preso por levantarse contra el régimen que reprimió con fuerza y violencia a manifestantes.

“Las pruebas apuntan a su inocencia, ellos inventan sus delitos para poder tenerlos ahí, confiamos en Dios de que ellos pronto puedan salir, más por sus hijos, él tiene 2 hijos y es la cabeza de la familia, el mantenía con sus ingresos a sus padres que son señores de la tercera edad, así como a sus dos niños de 3 y 5 años” expresó su esposa Liliex Poveda a 100% Noticias.

Lea Más: Declaran culpable a presos políticos Julia Hernández y Eduardo Morales de Masaya

Poveda destaca que en cada visita que realiza al reo político, éste pregunta acerca de cómo sigue la situación del país y que es lo qué realmente se vive, que si están haciendo alguna acción de presión para lograr la liberación de los presos políticos. Ella responde de manera alentadora indicándole que todo va por buen camino para que no se desanime.

“Siempre trato de animarlo, porque tiene que ser así pero en el caso de las elecciones para mi todo son buenos prospectos, todos quieren el bien para Nicaragua pero necesitan unirse ponerse de acuerdo porque mientras no haya una unidad no vamos a poder sacar a este hombre del poder, y siempre van a ver presos políticos, asesinatos, tenemos que unirnos para poder derrotar a este delincuente, asesino” dijo la esposa del preso político William Caldera.

                                                      

Según Liliex, esposa del preso político, Caldera Navarrete antes de involucrarse en las protestas de 2018 en contra del régimen de Daniel Ortega, era maestro de obras y realizaba trabajos de construcción incluso en los proyectos del régimen, las denominadas casas para el pueblo y hospitales.

Además Lea: Policía recaptura a excarcelado político Marlon Castellón, su madre denuncia represalias

“Trabajo mucho tiempo para las casas para el pueblo cuando sucedió lo del 2018, él no opinaba por ningún partido, pero nunca ha sido sandinista, pero en 2018 vio todas las injusticias que estaban pasado y empezó a alzar su voz y desde ese momento lo le volvieron a dar proyectos y se dedicaba a ser su propio jefe en Metalúrgica, o construcciones que lograba agarrar, su último trabajo con el gobierno fue en las construcción de un hospital el Corn Island” comento Poveda a 100 % Noticias

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ