Presidente de Costa Rica ve "una violación clarísima" de DDHH en Nicaragua

San José, 11 ago (EFE).- El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, reiteró este miércoles su posición de que en la vecina Nicaragua hay "una violación clarísima a los derechos humanos" e insistió en la urgencia de un proceso electoral democrático y de que sean liberados los presos políticos.

"Nuestra relación con Nicaragua es cada vez más de Estado a Estado y no de Gobierno a Gobierno, porque en Nicaragua hay una clarísima violación a los derechos humanos, hay detenciones de los opositores y hay persecución política. Costa Rica no puede estar de acuerdo con eso", declaró Alvarado preguntado por periodistas tras un evento oficial.

Lea Además: ONU critica las últimas medidas contra la oposición en Nicaragua

El gobernante costarricense afirmó que su país seguirá abogando "por un proceso democrático, con observación y transparente", así como por "la liberación de los presos políticos" y "la libertad de prensa".
                                                       
En junio pasado el Gobierno de Costa Rica interrumpió el nombramiento de Xinia Vargas como embajadora en Nicaragua debido a la situación política en ese país. La diplomática fue nombrada en el cargo a partir del 1 de mayo pasado, pero no había asumido las funciones.

Las declaraciones de Alvarado de este miércoles se producen un día después de que el Gobierno de Daniel Ortega llamara a consultas a los embajadores en Costa Rica, Argentina, Colombia y México como medida recíproca.

En el actual proceso electoral rumbo a los comicios de noviembre próximo, las autoridades nicaragüenses han arrestado a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales que están siendo investigados por supuesta "traición a la patria".

El Consejo Supremo Electoral, controlado por partidarios de Ortega, también ha cancelado la personalidad jurídica a tres partidos políticos, incluyendo a la principal alianza opositora, y el Parlamento, donde el oficialismo tiene mayoría absoluta, reformó la Ley Electoral, la cual estableció un mayor control en la estructura electoral a favor de los sandinistas.

LEER MÁS: España lamenta anulación de CxL, "urge autoridad electoral independiente" en Nicaragua

Ortega, un exguerrillero próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país entre 1985 y 1990, busca su quinto mandato de cinco años, cuarto de forma consecutiva y segundo junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ